ALERTA | Toda la información del Mundial de Qatar → ¡aquí!

#Opinión

| 10/12/2020

Temporada de Atentados

Los Servicios de Seguridad Occidentales se preparan para enfrentar posibles atentados con motivo de fin año. ¿Serán capaces de detenerlos antes que se produzcan las matanzas?

Temporada de Atentados

Se acercan las navidades y las celebraciones de este fin de año 2020 y como si algo nos faltara, surge la preocupación a atentados mortales de corte islamista encabezados por los grupos terroristas ISIS o Al-Qaeda, que tienen trabajando sin descanso a los organismos de seguridad de los países occidentales para evitarlos ya que no quieren ver repetirse las escenas del último ataque ocurrido en Viena en Noviembre pasado.

 

En este atentado, terroristas armados con fusiles de asalto recorrían las calles de esa ciudad libremente disparando a diestra y siniestra a quien se les cruzará en su camino sin importar edad o sexo. Y es que según fuentes consultadas en EuroPol, esta agencia ha recibido informes ciertos sobre comunicaciones que se estarían dando entre elementos terroristas islámicos y que hablan sobre preparativos para coordinar la realización de atentados suicidas en países pertenecientes a la OTAN en Europa y Occidentales, extendiéndose la alerta a países tan lejanos como Australia. 

 

Estas fuentes nos confirman que el Departamento de Seguridad de Gran Bretaña emitió durante el mes de Noviembre un documento reservado para sus fuerzas de seguridad donde eleva el nivel de alerta por terrorismo a “severo”, avisando a sus oficiales de la “alta y cierta posibilidad” de un atentado suicida en suelo inglés o europeo.  Y que si no se prosujo hasta ahora ningun hecho lamentable fue en gran medida debido al confinamiento intermitente producido por la pandemia del COVID-19 que limitaron las reuniones masivas.

 

Los oficiales consultados nos aseveraron que lamentablemente no tienen buenas noticias y que estan preocupados por la posible ola de terror que podria venir desde el Norte de Siria y Libia para la Navidad de este año. Ola que estaría coordinada entre otros por un terrorista al que se consideraba fallecido; pero que volvió a aparecer de nombre Abu Omar Al-Shishani, de origen caucásico.

 

Si bien históricamente ISIS y Al-Qaeda han realizado masivos atentados durante las fechas festivas por un lado para demostrar a sus adeptos sus capacidades de infringir daño a nivel mundial, también por la competencia que existe entre estos para reclutar nuevos adeptos demostrando su lucha contra los valores occidentales a los que tratan de destruir. Y según sus palabras “para sembrar el terror en los infieles”. 

 

Debemos sumar a lo expresado, dos hechos que han exacerbado los ánimos de los terroristas:

 

El primero la reacción del gobierno francés del Presidente Macron a la decapitación el 16 de Octubre en plena calle en un barrio de París, del profesor Samuel Paty que mostró durante una de sus clases a modo de ejemplificar la violencia nefasta que puede ocasionar la intolerancia religiosa, un ejemplar del periódico Charlie Hebdo en donde se retrataban caricaturas consideradas ofensivas a la religión musulmana y a la figura de su profeta. Publicación que causo durante el año 2015 un atentado terrorista realizado por Al-Qaeda contra este periódico y que dejó un saldo de 17 muertos.

 

A esta decapitación el Gobierno Francés respondió proyectando en todos los edificios públicos estatales las portadas de esta revista, expresando que la libertad de prensa y los valores de la república no se iban a subordinar al terrorismo islamico, lo que devino en protestas masivas en países musulmanes que se extendieron desde Turquía a Pakistán y donde los líderes religiosos integristas juraron tomar venganza contra occidente.

 

El otro acontecimiento fue la denuncia que se hizo pública sobre una investigación que involucra a miembros de las fuerzas especiales australianas destacadas en Afganistán sobre supuestos crímenes de guerra cometidos a lo largo de varios años que provocaron la muerte a 39 civiles desarmados en aquel país y por acciones reñidas contra la moral que incluirían fotos tomadas burlándose de los cadáveres de terroristas pertenecientes al movimiento Talibán, investigación admitida en TV por el Ministro de Defensa de Australia. 

 

A esta noticia los Talibanes respondieron prometiendo venganza contra los habitantes de los países de la OTAN, a los que convirtieron en un blanco legítimo para su venganza.

 

Los especialistas en seguridad europeos aseguran que están trabajando poniendo especial énfasis en controlar las actividades de estos grupos por internet y redes sociales a fin de evitar ataques. Aunque los grupos como ISIS se han especializado en realizar operaciones de bajo costo, fáciles de organizar y de alto impacto publicitario. 

 

Expresan estas fuentes que la clave es el control preventivo para poder detener y expulsar de sus países a todos los sospechosos de actividades terroristas así como aquellos que predican en instituciones educativas esta visión violenta del mundo. La amenaza terrorista planteada por estos grupos integristas está comenzando a hacer reflexionar a los países occidentales sobre cuales son los límites de las libertades individuales.

 

Encontrandose cada vez con más frecuencia a partidos políticos que expresan que solo pueden controlar las actividades terroristas  y radicales extremando sus controles sobre internet, limitando la libertad de movimiento a través de las fronteras, la libertad de expresión y los derechos a recibir migrantes.

 

Mientras este debate viene creciendo lentamente en todas las democracias europeas la pregunta que surge es si los organismos de seguridad serán capaces de impedir el próximo ataque o si solo nos dedicaremos a contar la cantidad de víctimas capturando a los terroristas luego que estos hayan concretado sus planes.

Más noticias
Ultimas noticias