Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
notas #ConmociónEnOncativo

Hallaron muerta en un monte de Córdoba a añatuyense y detienen a su expareja

Valeria Gancedo (36 años) estaba desaparecida desde el lunes último. El cadáver estaba cerca del lugar de trabajo del sospechoso.

La Justicia de Córdoba confirmó ayer a las 19 la muerte de la añatuyense Valeria Alejandra Gancedo, la mujer de 36 años que permanecía desaparecida en Oncativo desde el lunes último, generando gran conmoción en la citada ciudad que había marchado ayer pidiendo por la aparición de la mujer.    

Asimismo, por medio de un comunicado, la Fiscalía de Instrucción de Río Segundo ratificó que se detuvo a la expareja de la víctima, identificado como Alejandro Quinteros.

La denuncia por la desaparición fue realizada el 30 de noviembre.  La Justicia encabezó un operativo que culminó con el hallazgo del cadáver de la añatuyense en un monte en las cercanías de la localidad de Impira.

Gancedo y el detenido tenían denuncias cruzadas por violencia familiar, existiendo una orden de restricción cuya prórroga no se renovó el 23 de noviembre por pedido de la mujer una semana antes del hecho.

Los investigadores dijeron que hubo contradicciones en la declaración del hombre. El viernes a la noche la Policía había buscado a la mujer en un campo de Impira, cerca de Oncativo, en inmediaciones a donde trabaja la expareja.

La víctima se había ido a vivir a Oncativo cuando conoció a quien era su pareja. Tenían un hijo que acaba de cumplir cinco años y los festejos estaban previstos para ayer.

Tras pasar varias horas en la comisaría, el niño quedó a cargo de una mujer conocida de Gancedo, hasta que arribaron los familiares desde Añatuya.

Durante las primeras horas de ayer, la Fiscalía dispuso llevar a cabo tareas de rastrillaje y búsqueda de la mujer. En la labor participaron más de 60 efectivos conformados por personal de la División Homicidios, Duar, Personal de la Departamental Río Segundo, canes de búsqueda, Patrulla Rural, Bomberos Voluntarios de la comunidad y de las distintas localidades vecinas, como así también recursos de Seguridad Ciudadana y autoridades locales. El rastrillaje finalmente terminó con el hallazgo del cuerpo de Valeria Gancedo. Un vecino de la pareja dijo a la prensa que el sospechoso siempre le gritaba y la golpeaba.

 

Utilizaron el celular de la víctima para escribir a familiares de Añatuya 

 

Melisa Gancedo, hermana de Valeria, vive en Añatuya y viajó a Oncativo junto a otros familiares, antes de que se conociera el hallazgo del cadáver de la víctima y dijo que sabían de las reiteradas denuncias por violencia de género. 

Relató que llegaron antenoche a Córdoba y recordó ante Nuevo Diario: “El jueves, a nosotros nos llega un mensaje desde el celular de ella, donde decía que viajaba hacia Añatuya con una familia amiga que reside en Oliva, un pueblo cercano a Oncativo, y que iba a salir a las dos de la tarde. Después me pone a mí,  ‘estamos en camino’, a las 14.06. A las 14.07 le contesto, ‘dale, te espero, negra’, y nunca se entregó ese mensaje”.

Melisa prosiguió: “Al principio dije: ‘Capaz que se quedó sin señal’, pero se hicieron las 8 de la noche y no llegaba, las 10, las 12. Suponíamos que podían haber quedado en algún pueblo a dormir para después seguir viaje. Al otro día no supimos nada de ella y empezamos a preocuparnos mucho, comenzamos a hablar con gente de Córdoba, sus amistades y se hizo la denuncia”.

Melisa señaló que a distintas amistades de Valeria les llegaron mensajes en diferentes días, siempre avisando que en esa jornada viajaría a Añatuya. “Nos enteramos, viendo mensajes que supuestamente ella mandaba a otra gente, que no era ella quien escribía y que desde el martes estaba desaparecida. No sé quién se hacía pasar por ella porque nunca nos contestaba. Tampoco nos quiso atender llamadas ni enviar audios; nos decía que solo le escribamos los mensajes”.

Añadió: “A una de sus amigas le escribió el martes diciendo que se iba a Añatuya porque tenía la abuela muy grave y eso es mentira, mi abuela está de lo más bien. A otra le dijo el miércoles que viajaba, y a nosotros nos dijo lo mismo el jueves. Mi último mensaje nunca le llegó”.

 

[{img:515617}]

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso