Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
notas #Frías

Una mujer prostituía a su hija menor y entregaba un recibo a los clientes

La madre extorsionaba a los acusados para no denunciarlos y recibía depósitos de hasta 20 mil pesos.

El robo de una billetera a un camionero, terminó develando un aberrante caso de abusos sexuales a los que era sometida una adolescente. Su madre recibía dinero a cambio de los “servicios” de la menor. 

Las investigaciones que llevan a cabo la Unidad Fiscal de Choya y Guasayán, iniciaron semanas atrás luego de que un transportista de 60 años denunciara que “desconocidos le robaron su billetera donde tenía guardada documentación y una importante suma de dinero”. El damnificado, según sus dichos, habría logrado identificar al ladrón y pretendía recuperar sus bienes. Se dirigió a la casa de la sospechosa en el barrio Chino de la ciudad de Frías —departamento Choya— y reclamó la entrega de sus billetera. 

Se habría producido una discusión, donde la madre de una adolescente de 16 años reveló que el sujeto abusaba sexualmente a la menor. De inmediato, se informó de la situación a la Fiscalía, que dispuso la investigación y detención del sospechoso. 

Tras averiguaciones, los uniformados procedieron a detener a otros dos sujetos más que también fueron imputados del supuesto delito de abuso sexual. Se tratan de dos vecinos de Frías de 80 y de 68 años. Mientras la investigación avanzaba, la Fiscalía pudo determinar que los depravados en realidad eran “clientes sexuales” de la madre de la menor. 

Según se conoció, esta contactaba a los hombres a quienes les cobraba un arancel para mantener relaciones sexuales con la menor. Los encuentros pagos por los tres detenidos, eran pautados con la madre de la menor, quien posteriormente se encargaba de concretar el servicio adquirido por los sujetos. Para que todo fuera “legal”, la mujer entregaba un recibo a los clientes. 

Luego, ese documento que contaba con la firma de la mujer y de los degenerados, la madre comenzaba a extorsionarlos. Bajo amenazas de que “los denunciaría por abuso si no pagaban”, logró recibir transferencias de hasta 20 mil pesos de los detenidos. La justicia, por su edad y problemas de salud, los excarceló con medidas restrictivas de conductas. Mientras permanecen vinculado al caso. 

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso