Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
notas #FueDetenido

“Guaracha” no quería que su novia fuera a trabajar, la golpeó y la mantuvo cautiva

El sujeto también dañó el celular de la joven e insultó a su madre por defender a la víctima. Al llegar la Policía el inculpado amenazó con quemar la casa.

Un sujeto de 23 años y domiciliado en el barrio Sarmiento de la Capital fue aprehendido luego de que agrediera y lesionara a su novia, a la cual tenía encerrada y no le permitía ir a trabajar, e incluso cuando llegó la Policía amenazó con prender fuego la casa, no obstante lo cual fue reducido por los efectivos y trasladado a sede policial.

La víctima, de 26 años y residente en el barrio Juan Díaz de Solís de la Capital, dijo que desde hace 11 meses que mantiene una relación de noviazgo con Ricardo Agustín Navarrete (a) “Guaracha”, con el cual no convive pero suele ir a la casa de él y permanecer un par de días allí, para luego regresar a su casa materna ya que tiene un hijo, nacido de una relación anterior.

 

 Los pormenores del caso

Indicó que desde el jueves último estaba en la casa de su novio y que el viernes debía presentarse a trabajar en un supermercado situado en el barrio El Vinalar, pero “Guaracha” no la dejaba ir, diciéndole: “Vos no vas a ir a trabajar a ningún lado, porque si te vas no vas a volver”, tras lo cual le arrebató el teléfono celular y lo golpeó contra la pared, dañando la pantalla del aparato.

Seguidamente forcejearon y el sujeto agarró un objeto de la mesa y le aplicó un golpe en la espalda, mientras le decía que le pasaría lo mismo que a una expareja de él, en alusión a que le aplicaría una brutal golpiza. Ante ello, para que no la golpeara más, la joven se sentó a tomar mate. Cuando el sujeto se calmó, ella se sentó al borde de la cama donde él estaba acostado, y le reclamó haberle dañado el teléfono, el sujeto se rió y le aplicó una patada en la nuca, por lo que otra vez comenzaron a forcejear y pelear.

En ese momento ingresó la madre de “Guaracha”, quien defendió a la joven, pero el sujeto la insultó y la echó de la pieza. Un rato después la mujer le prestó el celular para que llamara a su madre y fuera a buscarla. Al cabo de unos minutos golpearon la puerta y la madre del acusado les dijo que era la madre de la joven y la Policía. “Salí y da la cara”, le dijo la mujer a su hijo, el cual reaccionó aplicándole una trompada en la nariz a la joven, tras lo cual fue hacia la cocina y amenazó prender fuego la vivienda, pero fue reducido por los uniformados, que lo pusieron a disposición de la fiscal Mariela Judith Díaz.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso