Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
El País

Los curas villeros rechazaron el recorte de fondos para urbanización de barrios populares

Los sacerdotes de barrios marginales publicaron un duro documento contra el Gobierno nacional. El obispo Carrara también dio declaraciones en radio, asegurando que la decisión es "una equivocación".

A través de un comunicado, los sacerdotes villeros y representantes diocesanos se expresaron en contra del recorte al Fondo de Integración Socio Urbana (FISU), a partir de la redistribución del Impuesto PAIS que hizo el Gobierno a través del Decreto 193/2024 promulgado este lunes 26, publicado en el Boletín Oficial.

"Una de las principales funciones del Estado es velar por los más postergados. El preámbulo dice que dos de los objetivos de la Constitución Nacional son: afianzar la justicia (los desfavorecidos que nacieron en villas y no tuvieron oportunidades necesitan la intervención del Estado) y promover el bienestar general", comenzó diciendo el documento firmado por más de 30 eclesiásticos.

"Con idas y venidas se fueron dando pasos en este sentido. Gracias al relevamiento que nos permitió llegar al RENABAP (Registro Nacional de Barrios Populares) muchos lugares históricamente ninguneados por la sociedad y por el Estado empezaron a ser tenidos en cuenta con más profundidad", sostuvo el documento.

 

Según el obispo Carrara, la decisión del Gobierno "es una equivocación"

El Vicario General de la Arquidiócesis de Buenos Aires y obispo villero Gustavo Carrara, en diálogo con el periodista Ernesto Tenembaum en su programa en Radio con Vos, consideró a la resolución del Gobierno como "una equivocación" e instó a las autoridades a corregirse "porque un error puede generar una catástrofe".

"En un país con el 60% de pobres, donde además la pobreza es multidimensional, un error puede convertirse en una verdadera catástrofe a mediano plazo", sostuvo el vicario de la Arquidiócesis.

 

Para la Iglesia, bajar el presupuesto del FISU "es volver para atrás"

"No es bueno desenchufar al Estado de las villas y asentamientos. Es un golpe muy duro bajar este financiamiento que beneficia a más de 5 millones de vecinos, entre los cuales la mayoría son menores", dice el documento sobre el final.

Bajar el presupuesto de la FISU "sería volver para atrás. No podemos tolerar semejante retroceso que genera mayor exclusión y, por lo tanto, inseguridad y desintegración social", afirmó el comunicado.

En el final, los eclesiásticos instaron a las autoridades a rectificarse, tal como lo hizo el obispo Carrara en Radio con Vos: "Confiando en la capacidad de escucha y diálogo por la cual la población los eligió, pedimos al Gobierno Nacional que se revise lo que haga falta para que la Integración Socio-Urbana sea una realidad cada vez más efectiva", afirmaron.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso