Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
El País #Falsificación

La Aduana interceptó dólares falsos antes de que circulen en el país

Una encomienda proveniente de Lima, Perú, y con destino a Buenos Aires escondía USD 10.300 que, tras pericias, se comprobó que eran falsos.

La Dirección General de Aduanas de Argentina confiscó una encomienda que contenía 103 billetes de 100 dólares estadounidenses falsos, enviada desde Lima, Perú. La destinataria, una mujer con domicilio en la Ciudad de Buenos Aires, fue objeto de una prohibición de salida del país por el Juzgado Nacional en lo Penal Económico N° 9, que también ha solicitado a Interpol investigar al remitente.

 

En un operativo rutinario, agentes especializados de la Dirección General de Aduanas de Argentina detectaron una encomienda sospechosa en la sede Central de Correo Argentino. El paquete, que había sido enviado desde Lima, Perú, estaba etiquetado como conteniendo “documentos”. Sin embargo, al abrir el sobre, los agentes descubrieron que en realidad contenía 103 billetes de 100 dólares estadounidenses, sumando un total de 10,300 dólares.

 

“Los agentes especializados de la Dirección General de Aduanas realizaban los controles de rutina sobre encomiendas cuando un sobre enviado a la sede Central de Correo Argentino les llamó poderosamente la atención”, dijo la Aduana.

 

En el exterior del paquete proveniente de Perú decía que habían documentos, sin embargo el contenido era otro”, relató el comunicado oficial

 

 

 

“Cuando la destinataria de la encomienda se presentó en el lugar procedieron a abrir el sobre frente a ella. En el interior no había documentos, encontraron 103 billetes de 100 dólares cada uno, sumando un total de USD 10.300″, agregó la Aduana.

 

Tras una fiscalización detallada del dinero, se confirmó que los billetes eran falsos. El Juzgado Nacional en lo Penal Económico N° 9 fue informado de la situación y avaló el accionar de la Dirección General de Aduanas. Además, el juzgado emitió una prohibición de salida del país para la mujer con domicilio en la Ciudad de Buenos Aires.

 

 

Este hallazgo desencadenó una nueva investigación. El Juzgado Nacional en lo Penal Económico N° 9 solicitó a Interpol que investigue al remitente del paquete, con domicilio en Lima. Aunque la destinataria argentina no tenía antecedentes penales y pudo retirarse del lugar, los agentes aduaneros confiscaron la totalidad de los billetes falsos.

 

“El descubrimiento abrió una nueva investigación y la justicia convocó a Interpol para obtener datos del remitente del envío con domicilio en Lima, capital de Perú”, dijo la Aduana.

 

El caso pone de relieve los riesgos que enfrentan los ahorristas argentinos en el mercado cambiario informal tras cuatro años de duros controles cambiarios, con la existencia de acciones relacionadas con el lavado de dinero y la falsificación de divisas, delitos que tienen implicaciones tanto nacionales como internacionales. La cooperación con Interpol sugiere que las autoridades están tratando el caso como un asunto de seguridad transnacional.

 

La falsificación de moneda es un delito grave que afecta la economía de un país y socava la confianza en el sistema financiero. Este caso particular también plantea preguntas sobre la eficacia de los sistemas de control de encomiendas y la necesidad de una mayor vigilancia en las transacciones internacionales.

 

 

 

La incautación de 10,300 dólares falsos en una encomienda proveniente de Perú ha llevado a una serie de acciones legales y a una investigación en curso que involucra a múltiples agencias, tanto nacionales como internacionales. Mientras las autoridades continúan con las investigaciones, el caso sirve como un recordatorio crítico de los riesgos asociados con la falsificación de divisas y la importancia de los controles aduaneros en la protección de la integridad económica y financiera del país.

Aduana
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso