Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
El País #Economía

Massa pidió al G20 considerar el impacto de la guerra en la economía argentina

"Los mismos países que (...) reclaman que pongamos en agenda la gravedad del daño de la guerra en materia económica, den mandato (...) para que los países que fuimos víctimas económicas seamos escuchados cuando vamos a estos foros", destacó Massa durante su exposición.

El ministro de Economía, Sergio Massa, expresó este viernes durante su alocución prevista en el marco de las reuniones del G20 en India, que la Argentina considera como un "tema central" el costo de la guerra en Ucrania, especialmente para los países de ingresos medios.

 

Massa se encontraba acompañado de una comitiva compuesta por el titular del Banco Central, Miguel Pesce; el titular del Indec y el encargado de la relación con organismos, Marco Lavagna, y la secretaria de Energía, Flavia Royon.

 

El funcionario destacó que "los mismos países que en este ámbito reclaman que pongamos en agenda la gravedad del daño de la guerra en materia económica, den mandato a sus directores en los organismos multilaterales para que los países que fuimos víctimas económicas seamos escuchados cuando vamos a estos foros".

 

La Argentina presentó un informe en la ciudad de Bengaluru que afirma que la guerra ocasionó un efecto negativo de US$ 4.940 millones en la balanza comercial. Entre las principales causas se encuentran el aumento de los precios internacionales de los combustibles, así como el fuerte incremento del costo de los fletes para exportación.

 

Los combustibles tuvieron un aumento adicional del valor de las importaciones de US$3.757 millones en relación con los US$1.999 millones proyectados a precios preguerra. Por su parte, los fletes experimentaron un incremento de US$1.800 millones en relación a las estimaciones anteriores al conflicto bélico.

 

El Gobierno puso en marcha diversas políticas para mitigar el aumento de los precios de la energía. Estas medidas incluyen un aumento de la producción local de gas; la renegociación con YPF del contrato de Gas Natural desde Bolivia; la importación de energía eléctrica desde Brasil a precios competitivos con la generación térmica; la decisión de desplazar "las paradas programadas de centrales nucleares", y la regla de "decisión dinámica de alternancia de combustibles para priorizar el más barato ante los picos de requerimientos".

 

Además, se constató un aumento de los precios de algunos commodities que Argentina exporta, tales como el maíz (17,8%), la soja (9,4%) y el trigo (33,7%). A pesar de que esto le permitió al país obtener US$617 millones adicionales, el monto quedó muy lejos de compensar el déficit generado por los aumentos en las importaciones de combustibles y en los costos de los fletes (US$ 5.557 millones entre ambos).

Economía
Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso