Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
El Mundo #Faltante

Petroleras acuden a Venezuela pese a sanciones

Los ejecutivos petroleros se dirigen en masa a Venezuela para sacar provecho de la disminución de las sanciones de Estados Unidos, a pesar de que existe el riesgo de que el acceso a las mayores reservas de petróleo del mundo se cierre tan rápido como se abrió.

Los ejecutivos petroleros se dirigen en masa a Venezuela para sacar provecho de la disminución de las sanciones de Estados Unidos, a pesar de que existe el riesgo de que el acceso a las mayores reservas de petróleo del mundo se cierre tan rápido como se abrió.

 

Empresas como Shell Plc., Repsol SA, la húngara Mol Nyrt, la sueca Maha Energy AB, National Gas Company of Trinidad and Tobago y la estatal boliviana YPFB han enviado delegaciones a Caracas desde que EE.UU. levantó el mes pasado algunas de las restricciones impuestas al sector petrolero de Venezuela, según cuatro personas con conocimiento de la situación.

 

En general, las compañías están tratando de asegurar el acceso a los yacimientos de petróleo y gas, volver a redactar contratos o recuperar deudas antiguas, dijeron las personas. En realidad, están apostando a que el Gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no cumplirá su amenaza de volver a imponer sanciones contra las empresas que operan en Venezuela, algo que detendría la fiesta justo cuando comienza.

 

Washington le dio al Gobierno del presidente Nicolás Maduro hasta finales de noviembre para lograr avances significativos hacia la celebración de elecciones justas, incluida la definición de un proceso para que los candidatos descalificados participen en las elecciones del próximo año. Maduro aún no lo ha hecho, lo que conlleva el riesgo de “sanciones de respuesta” que volverían a imponer restricciones estrictas al sector petrolero de Venezuela, lo que haría casi imposible que las empresas extranjeras operen allí.

 

“Si no toman las medidas acordadas, les quitaremos las licencias que hemos otorgado”, dijo este mes el subsecretario de Estado estadounidense para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols.

 

Sin embargo, EE.UU. puede mostrarse reacio a volver a imponer los controles, dado que la reactivación del sector petrolero de Venezuela ayuda a compensar el impacto en los mercados petroleros que han tenido las sanciones impuestas a Rusia el año pasado, mientras que una economía venezolana más fuerte también ayuda a frenar el flujo de inmigrantes a EE.UU.

 

Decisión repentinaEn las últimas semanas, ejecutivos petroleros extranjeros se han reunido con autoridades del Ministerio de Petróleo, la petrolera estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) y el Centro Internacional de Inversión Productiva, una entidad de promoción de inversiones dirigida por el Gobierno, dijeron las personas.

 

El alcance de la decisión del Gobierno de Biden de flexibilizar los controles durante seis meses y permitir que las compañías petroleras operen con relativa libertad en Venezuela, tomó por sorpresa a muchos en la industria, lo que provocó una estampida hacia Caracas por parte de los posibles negociadores.

 

Venezuela tiene más de 40 sociedades petroleras formadas por empresas extranjeras y locales, algunas de las cuales suspendieron su actividad debido al difícil clima de negocios. Ahora, el Gobierno busca reemplazarlas con empresas dispuestas a realizar nuevas inversiones y producir.

 

El Gobierno apunta a una producción de un millón de barriles por día, frente a los 750.000-800.000 actuales. La nación tiene reservas de alrededor de 300.000 millones de barriles, una cantidad mayor que Arabia Saudita.

 

El país podría alcanzar ese objetivo a finales del próximo año si EE.UU. extiende su licencia por otros seis meses después de que expire en marzo, según Asdrúbal Oliveros, director de la consultora Ecoanalítica, con sede en Caracas.

 

“La pregunta es si esta apertura durará”, dijo Oliveros este mes en una transmisión por internet.

 

Shell declinó hacer comentarios. Repsol, Mol Nyrt, Maha Energy, National Gas Company of Trinidad and Tobago y la boliviana YPFB no respondieron a solicitudes escritas de comentarios.

 

El Ministerio de Información de Venezuela, el Ministerio de Petróleo y PDVSA no respondieron a los correos electrónicos enviados en busca de sus apreciaciones.

 

El Gobierno de Maduro y una coalición de partidos de oposición firmaron en octubre un acuerdo en Barbados que contiene garantías para unas elecciones presidenciales más justas en 2024, como la presencia de observadores extranjeros y la liberación de presos políticos.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso