Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
El Mundo #En2024

Tormentas solares que podrían dejar al mundo sin Internet

Según los investigadores, este suceso natural podría adelantarse y ocurrir el próximo año. Las corrientes geomagnéticas ocasionarían fallos en las redes eléctricas y satelitales.

Un nuevo estudio científico alerta que para el 2024 se podrían esperar tormentas solares causadas por cambios masivos en el campo magnético estelar. Como consecuencia, estos eventos podrían resultar en interrupciones en los servicios de Internet y telecomunicaciones vía satélite alrededor del mundo. 

 

Aproximadamente cada 11 años, el Sol pasa por lo que se conoce como “máximo solar”, momento en el que aparece una gran cantidad de manchas oscuras en su superficie, las cuales disparan violentas explosiones de energía hacia el exterior, en dirección a la Tierra, provocando las llamadas “tormentas solares”.

 

Si bien la última previsión de la NASA situaba la llegada de este suceso recurrente para finales de 2025, un nuevo estudio proveniente de un equipo indio de investigadores revela que el máximo solar se habría adelantado y probablemente llegaría a principios del año que viene. 

 

El estudio que demuestra que las tormentas solares llegarían en 2024La investigación que predice que para el 2024 se avecinan lluvias solares fue dirigida por el físico Dibyendu Nandi y realizada por un equipo especializado del Centro de Excelencia en Ciencias Espaciales IISER Kolkata, ubicado en India.

 

Nandi y sus colegas lograron idear una nueva forma de detectar el máximo solar, que dio como resultado una nueva fecha en la que se podrían avecinar las tormentas energéticas provenientes del cuerpo celeste.

 

El Sol es una enorme bola de gas caliente cargada eléctricamente, la cual se mueve generando un potente campo magnético, conocido oficialmente como campo dipolar. Este se extiende de un polo de la estrella al otro de forma muy parecida al de la Tierra, pasando por un ciclo solar.

 

El ciclo afecta toda la actividad en la superficie del Sol, incluyendo la generación de manchas solares oscuras causadas por sus campos magnéticos. Una forma en que los científicos pueden rastrear el ciclo solar es contando el número de manchas solares y cuándo aparecen exactamente.

 

En el nuevo descubrimiento, los investigadores indios encontraron una relación entre la tasa de disminución del campo magnético dipolar del Sol y la tasa de aumento del ciclo de manchas solares en curso, las cuales dan el indicio de la llegada de nuevas tormentas. 

 

El comienzo de un ciclo solar de 11 años, cuando la estrella tiene la menor cantidad de manchas solares, se conoce como mínimo solar, mientras que la finalización del ciclo solar es el máximo solar, cuando el Sol tiene la mayor cantidad de manchas solares. 

 

“Durante el mínimo del ciclo solar, cuando casi no se observan manchas solares en el Sol, la intensidad del campo dipolar es máxima”, dijo el Dr. Nandi a MailOnline. Y agregó: “Cuando el ciclo de las manchas solares comienza a aumentar, el campo dipolo solar a gran escala comienza a debilitarse y asume una configuración más compleja”. 

 

"El campo dipolar desaparece durante el pico del ciclo de las manchas solares y, a continuación, cambia de dirección y comienza a crecer lentamente de nuevo", continuó el especialista. 

 

"Predecir el momento de máxima amplitud del ciclo de las manchas solares es importante para determinar cuándo se esperan las condiciones ambientales espaciales más adversas (clima espacial)", afirma en su artículo publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. 

 

Finalmente, concluyó que "no es posible predecir la intensidad y las consecuencias" de las tormentas solares tan temprano, pero deberían poder observar más a medida que se acerca el nuevo año. 

 

Las consecuencias de las tormentas solares que ocurrirían en 2024Durante el máximo solar es cuando se espera el clima espacial más violento, lo que produciría una tormenta solar. Con ella se eyectarían una gran cantidad de partículas cargadas y de radiación electromagnética que podrían afectar a los satélites que orbitan alrededor de la tierra. 

 

Estas alteraciones podrían causar una pérdida masiva de la conectividad, haciendo que países enteros se vieran aislados y desconectados de fuentes de datos durante semanas, a pesar de poder tener conexión local mediante cables submarinos.

 

"Las tormentas más intensas a veces pueden provocar una catastrófica decadencia orbital de los satélites en órbita terrestre baja e interrumpir los servicios basados ​​en satélites, como las comunicaciones y las redes de navegación", señaló el investigador Nandi.

 

Y agregó: “También pueden provocar fuertes perturbaciones en el campo geomagnético que disparan las redes eléctricas situadas en regiones de altas latitudes”. “Por supuesto, también crean hermosas auroras, por lo que podemos esperar que 2024 sea un buen año para los cazadores de auroras”, detalló el especialista. 

 

¿Qué son las tormentas solares y cada cuánto ocurren?Una tormenta solar, también conocida como tormenta geomagnética, es un fenómeno que ocurre cuando el Sol emite una gran cantidad de partículas cargadas y de radiación electromagnética que interactúa con el campo magnético terrestre y la atmósfera superior de la Tierra.

 

Al alcanzar el planeta, estas partículas y radiaciones interactúan con su campo magnético, produciendo una serie de efectos. Entre ellos, se generan corrientes geomagnéticas inducidas en la superficie terrestre, lo que puede interferir con redes eléctricas, sistemas de comunicación y provocar auroras en latitudes altas y bajas.

 

Aunque las tormentas solares son eventos comunes, la mayoría son de intensidad moderada y su impacto en la infraestructura terrestre es limitado. No obstante, los científicos señalan que existe la posibilidad de que alguna vez ocurra una tormenta mucho más potente que ponga en peligro la supervivencia de la humanidad.

 

Si bien los investigadores dicen que predecir exactamente cuándo ocurrirá este fenómeno es un desafío, se calcula que pueden ocurrir aproximadamente cada 11 años, que es lo que dura un ciclo solar. 

 

"Once años es una periodicidad media, lo que implica que se determina promediando los períodos individuales de todos los ciclos solares observados en la era moderna", señala el Dr. Nandi. Y agrega: "Los ciclos individuales pueden variar en duración de 9 a 14 años". 

 

Los científicos se basan en las pistas reunidas por el astrónomo suizo Max Waldmeier hace casi 100 años para hacer las mejores estimaciones de cuándo llegará el máximo solar. Fue en 1935 cuando el investigador descubrió que cuanto más rápido era el ciclo de las manchas solares, más fuerte era su fuerza.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso