Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Deportes Mes de la mujer

Ivanna Herrera Loto, la compañera del viento

Descubrió el atletismo de pura casualidad y llegó al profesionalismo. Es la número uno de la provincia.

Se inició en el atletismo de pura casualidad. En ocho años de competencia logró llegar al profesionalismo, algo poco común en Santiago del Estero. Marcó un antes y un después. Podemos decir que la bandeña Ivanna Herrera Loto, junto a Miriam Ríos —en otro tiempo, década del 90—son las referentes del atletismo santiagueño.

Ivanna (39) en diálogo exclusivo con Nuevo Diario, contó sus inicios y proyectos a mediano y corto plazo.

 

-¿Cómo te iniciaste en al atletismo?

Fue hace ocho años. Con mi esposo (Víctor Acuña, con quien tiene un hijo, León, de 12 años) tenemos un gym y una alumna me pidió que le hiciera el aguante una prueba de calle. Me insistió tanto para que largue en un tramo de cinco kilómetros. Lo hice, fue terrible. Era la primera vez. Y después me contagié con la llegada donde realmente se vive un momento muy emotivo, ya que el hecho de llegar es como haber ganado.

 

-¿Qué pasó después?

Me propuse darle continuidad. Así fue y de ese momento ya pasaron ocho años. Es decir, me inicié en el atletismo a los treinta y uno (31) años de edad.

 

-¿Tu primer entrenador?

Fue Ceferino Ledesma (fallecido). Un maestro. Besos al cielo y siempre estará en mis recuerdos. Maestro y mejor persona.

 

-Háblame del profesionalismo

En dos mil diecisiete, inicié los entrenamientos con el profesor Darío Núñez (cordobés) que fue medallista olímpico y entrenador de atletas de alto rendimiento.

 

-¿Recuerdas algunas pruebas de alto nivel?

Gané en dos oportunidades la Ciudad Corre que es un medio maratón (21.097 metros). Corrí el medio maratón Ciudad de Buenos Aires y un Sudamericano también en Buenos Aires. Estuvo entre las diez mejores. El año pasado corrí el Medio Maratón Internacional de Brasil, finalicé en el puesto 10. Fue toda una experiencia.

 

-¿Cuáles son los objetivos para este año?

Hay un montón de sueños, pero todo depende de la economía. Si tengo que analizar económicamente no sé qué pasará. La reglas de Milei no hay plata para el deporte, no hay plata para el arte, no hay plata para la música. Creo que no vamos a ir lejos. Por otra parte, le tengo mucha confianza a nuestro gobernador que siempre está presente en el deporte en general, además de algunos amigos empresarios que apoyan con algunos gastos.

 

-¿Hablaste de las competencias?

La idea es correr los nacionales de medio maratón. Una competencia que se compite poco y entrena mucho. Y para el cerrar el año quiero llegar al maratón de Berlín (Alemania). Un sueño. Vamos a poner todo para eso.

 

-Sobre el viaje a Berlín, ¿qué dice tu familia?

Mi esposo (Víctor, profesor de su propio gym) y mis viejos (mamá Marilin y Hugo, padre) me apoyan en todo, pero es cierto que no sé si llegamos. Somos gente de trabajo.

 

-¿Cómo son tus días?

Empiezo bien temprano, con el footing diario. Luego las rutinas de la casa, preparar el desayuno, almuerzo. Ahora que se inician las clases, hay que preparar a León llevarlo al colegio —vive en La Banda—. Estudia en el colegio San Francisco (7º turno tarde). A esto se agrega las clases de atletismo en La Banda (Autopista, sector Monumento a Perón y Eva) y en Santiago del Estero por la zona del parque Aguirre; lunes, miércoles y viernes a partir de las 20.30. En La Banda, martes y jueves.

 

-¿Hay trabajo?

—Gracias a Dios por ahora se mantiene un cupo importante. Entre cien atletas. Algunos son recreativos, otros se preparan para la competencia y en otros casos, por razones de salud, que realizan caminatas y trotes. Mi día finaliza a las 23.

Comentarios

Te puede interesar

Teclas de acceso