Una familia perdió, en voraz incendio, hasta las fotos de su hijita muerta
#BºVillaNueva

Una familia perdió, en voraz incendio, hasta las fotos de su hijita muerta

Se “quedó con lo puesto y en la calle”, tras el foco ígneo, porque la casa tiene peligro de derrumbe.
13/01/2021

Cecilia Santillán es una joven madre de 35 años. Amasa y vende tortillas en la ciudad de La Banda. Junto a su esposo, suele hacer comidas para vender y subsistir junto a sus hijas de 6 y 7 años. Perdieron todo el esfuerzo de años y hasta los recuerdos de su hija fallecida, al incendiarse su vivienda.
El siniestro se produjo cerca de las cinco de la tarde del viernes pasado, en la vivienda ubicada en calle Tucumán, entre Principal Romano y Amadeo Jacques, del barrio Villa Nueva de la ciudad de La Banda.
Cecilia había salido a vender tortillas, mientras que su esposo estaba realizando unos quehaceres en el hogar y sus hijas dormían. En ese momento, por causas que la Policía trata de determinar, se desató la tragedia.
Un cortocircuito en la instalación eléctrica de la vivienda desató un voraz foco ígneo. El esposo de Cecilia sintió un fuerte olor a humo, por lo que se dirigió a la habitación de sus hijas y encontró a una de ellas durmiendo y la otra menor, estaba desesperada. Fueron socorridas por su padre.
Pero el fuego comenzó a entrar en combustión rápidamente por los colchones y los muebles de madera que había en la habitación. En cuestión de minutos, se propagó por toda la casa, arrasando con todo lo que encontró a su pasa. La ropa, los muebles, las fotografías y hasta los recuerdos de la hija de la familia que falleció hace aproximadamente un año quedaron en cenizas.
Los vecinos, alertados por la columna de humo, salieron a ver qué pasaba. Se encontraron con la vivienda envuelta en llamas. El inmueble estaba ardiendo, por lo que alertaron a la Policía y a los bomberos voluntarios de La Banda, quienes se hicieron presentes en el sitio.
El fuego fue sofocado por los uniformados y, posteriormente, los peritos de la División Policía Científica realizaron los trabajos de fotografías y planimetrías en el lugar. Los materiales de la construcción de la casa cedieron y el inmueble comenzó a agrietarse. Los uniformados indicaron que “hay peligro de derrumbe de la casa, por lo que quedó inhabilitada para residir”. Cecilia, su esposo y sus hijas quedaron “en la calle y con lo que tenían puesto”. Mientras reciben la colaboración de familiares y vecinos, que realizaron algunas donaciones. En el hecho tomó intervención la Fiscalía de turno de la circunscripción Banda y Robles, que dispuso que se iniciaran las averiguaciones pertinentes sobre los pormenores del hecho, mientras se realizó informe socio-ambiental y un relevamiento vecinal, con el fin de establecer fehacientemente los motivos que desataron el voraz incendio.

“Gracias a Dios estamos vivos y bien de salud”, remarcó la joven madre 

En medio del dolor por haber perdido las fotografías y los recuerdos de su hija fallecida en enero de 2020, Cecilia destacó la colaboración de sus vecinos y de la Policía que la auxiliaron y la ayudan en el momento que le tocó vivir.
“Gracias a Dios estamos vivos. Hemos pedido todo. Fue un momento de mucha desesperación cuando llegué de vender las tortillas y encontré la casa incendiándose y a mi esposo, que estaba mal porque había tragado un poco de humo”, remarcó a Nuevo Diario.
La vecina damnificada manifestó: “Agradezco a los vecinos y a las personas que me brindaron colaboración. No tenemos dónde vivir, porque nos dijeron que la casa puede derrumbarse en cualquier momento. Estamos así, pasando estos días de lluvia en la calle”.
La damnificada y su familia quedaron en el terreno donde se encuentra construida su vivienda, pero no pueden ingresar al inmueble, ya que comenzó a ceder parte de la estructura. “En algunos momentos se escucha un ruido extraño y al mirar la pared, puedes ver que la pared o el techo están comenzando a ceder, como que se van separando cada vez más”.
Cecilia, en su desesperación, apeló a la solidaridad de la sociedad y solicitó asistencia. Los que deseen colaborar con la víctima y su familia, comunicarse al teléfono (385) 155-059129.

Galería de noticia
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    0%
    0 votos
  • No me gusta
    100%
    1 voto
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Dejar un comentario