Líbano: Nuevo gobierno, los mismos fantasmas
Aunque el futuro político del Líbano no está claro por la cantidad de fuerzas intervinientes, tanto internas como externas; hay voces que piden que el país se transforme en una especie de estado federado al estilo Suiza con cantones independientes si
#MedioOriente

Líbano: Nuevo gobierno, los mismos fantasmas

Líbano se encuentra en medio de varias crisis simultáneas a las que no encuentra salida y que agitan los viejos fantasmas de la pasada guerra civil.

Analista internacional, Reside en Brasil - Escribe la columna La Mirada de Radamantis sobre política internacional.

(+ Info)
26/10/2020

El país de medio oriente se encuentra inmerso en una crisis de gobernabilidad producida por una suma de problemas que incluyen el desplome de su moneda en un 80% en menos de un año, maniobras financieras realizadas por su Banco Central con la colocación desde el 2017 de Bonos nacionales sin ningún tipo de respaldo y a tasas exorbitantes, un déficit económico anual de 110.000.000.000 dólares, la confiscación de depósitos y una inflación imparable. Sumado a todo esto los efectos de la guerra civil Siria.
Más la destrucción de su Capital –Beirut- por la explosión de los depósitos del puerto, cuya responsabilidad la población atribuye a un Hezbollah que controla la autoridad portuaria y donde la recuperación de la infraestructura costará al país entre 7 y 15 mil millones de dólares. Y como si fuese poco, la crisis del COVID-19 donde los infectados ya se contabilizan por millares y con hospitales privados amenazando con un cierre si el gobierno no paga sus deudas, en efectivo.
Es en este contexto que el Líbano ha elegido el pasado Viernes 23 de Octubre al Jefe de la bancada Sunita musulmana Saad Hariri como nuevo Primer Ministro, apoyado por Francia y Estados Unidos , en un intento de estabilizar al país y limitar la influencia de Hezbollah e Irán.
Hariri anuncio que formará un gobierno compuesto por especialistas en cada área, en base a los acuerdos a los que llego con Francia y que trabajará con el Fondo Monetario Internacional para recuperar la economía, la confianza de la gente y mantener unido a un país que ha sufrido a lo largo de su historia una devastadora guerra civil y las invasiones siria e israelí.
La tarea es monumental, ya que el moderno estado del Líbano se creó hace exactamente 100 años como consecuencia de la disolución del Imperio Otomano. cuando Francia al fin de la Primera Guerra Mundial obtenía como trofeo de guerra estos territorios constituidos por cuatro regiones divididas por diferentes sectas y grupos religiosos: Monte Libano, la Zona Sur con Nabatieh, el norte con el Valle Bekaa y Beirut con la franja costera Central.
Creándose un sistema federal y sectario de gobierno que fue la causa que lo llevó al abismo y a la destrucción, ya que garantizaba el puestos¿ de la Presidencia a los Maronitas, el de Primer Ministro a los Sunitas y el de Presidente del Parlamento a los Shiitas, con una representación parlamentaria para cada uno de los 18 grupos que habitan el país, de forma tal que ninguno por si mismo tenga la posibilidad de armar gobierno, esto a fin de mantener un equilibrio de fuerzas entre cristianos y musulmanes.
Luego de los acuerdos de Taif de 1989 con los que se puso fin a la guerra civil, y luego de la retirada de Israel (en 2000) y Siria (en 2005), el Líbano se ha caracterizado por ser un país sumido en una corrupción y crisis endémica, con el dominio de Hezbollah que se ha consolidado como un estado parasitario interno. Un país en el que los políticos han intentado una y otra vez crear formulas políticas de convivencia nacional sin perder las prerrogativas y el poder que les otorga el sistema actual.
Hoy Francia y la Comunidad Europea están interviniendo en este conflicto interno para ser un contrapeso a las políticas de presión que Estados Unidos está implementando en el Líbano a fin bloquear la influencia interna de Hezbollah e Irán. Presión que consideran empujará al Líbano cada vez más a la esfera de influencia de Irán.
Y por el temor a que millones de refugiados producto de la guerra civil Siria y que se encuentran en este país, inunden el continente europeo por el quiebre económico del Líbano
Pero no debemos olvidarnos que Francia, creador del sistema de gobierno que condujo a la destrucción misma del Líbano, quiere erigirse como el defensor de la unidad y las reformas política y económica interfiriendo en el destino de su antigua colonia a fin de asegurar su propia seguridad y la de Europa.
El nombramiento del nuevo gobierno no ha acallado las protestas callejeras, levantando el temor de una nueva guerra sectaria y de la disolución nacional. Aunque existe consenso en la clase política que el país ha sufrido una hecatombe económica por las fallidas políticas estatales, y que necesita ayuda económica internacional urgente.
Es por esto que el gobierno libanés decidió aceptar la oferta de Israel, de negociar las fronteras marítimas, con la esperanza de atraer inversiones para explorar la rica cuenca gasífera del Mediterráneo y así llenar las vacías arcas estatales, además de obtener ayuda financiera y humanitaria inmediata.
Aunque el futuro político del Líbano no está claro por la cantidad de fuerzas intervinientes, tanto internas como externas; hay voces que piden que el país se transforme en una especie de estado federado al estilo Suiza con cantones independientes si no se llega a una reforma política y judicial que termine con el sistema de sectas. Pero no todos los grupos étnicos como Hezbollah y los políticos que detentan el poder están dispuestos, bajo ninguna circunstancia y sea cual sea el costo a aceptar reformas sustanciales.
Es así que si el Líbano no puede superar esta crisis veremos nubes oscuras en el horizonte de un país que supo ser llamado “La Suiza del Mediterráneo”.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos