Ossola sobre el Día de la Madre en  pandemia: “A veces un abrazo puede ser un contagio y letal”
#ObispoAuxiliar

Ossola sobre el Día de la Madre en pandemia: “A veces un abrazo puede ser un contagio y letal”

El obispo auxiliar de la Diócesis dialogó con Nuevo Diario y además de su bendición, envió un llamado a la responsabilidad.
18/10/2020

El obispo auxiliar de la Diócesis de Santiago del Estero, monseñor Enrique Martínez Ossola, dialogó en exclusiva con Nuevo Diario y envió un fuerte mensaje para llamar a la conciencia de los santiagueños en el marco de la celebración por el Día de la Madre.

Monseñor Martínez Ossola lamentó que no estuvieran permitidas las reuniones familiares, pero enfatizó en la importancia de aguardar un momento más seguro para poder resguardar la salud de todos los santiagueños, e invitó a celebrar por medios digitales.

“Tendremos que pasar el día a la distancia, pero de todas maneras las posibilidades de compartir por los medios de Internet están. Las videollamadas, los zoom, todas esas cosas ayudan a acercarnos”, comentó el obispo auxiliar de la Diócesis y aseguró: “A lo lejos y de cerca, el corazón de una madre siempre late fuerte por sus hijos”.

Respecto de las consecuencias que puede traer el no respetar las normativas vigentes, el prelado advirtió: “Nos puede tocar —contagiarnos— a todos, pero hay que cuidarse. O sea si el virus me encuentra, me encuentra, pero no salgamos a buscarlo alegremente. Quedémonos en nuestra casa”, sentenció.

“Es triste decirlo, pero a veces un abrazo puede ser un contagio y en algunos casos puede ser fatal”, lamentó monseñor Martínez Ossola y contextualizó: “Pasa que el nietito a lo mejor tiene el virus y a lo mejor no lo manifiesta sintomáticamente, y gracias a Dios el bicho no ataca tanto a los niños, pero este no se da cuenta y va y besa a la abuela, quien no tiene las defensas altas y los viejitos caen con el coronavirus. Entonces debemos evitar el contagio en la medida de lo posible”.

Para cerrar el tema del Día de la Madre, el obispo auxiliar envió su bendición a través de Nuevo Diario: “Deseo que Dios premie y bendiga el esfuerzo de tantas mamás y también envío un beso al cielo para todas aquellas que ya no están con nosotros; que descienda sobre ellas y sobre nosotros la bendición de Dios”.

Coronavirus en la Iglesia

Por otro lado, el prelado se expresó sobre el avance del coronavirus en el ámbito eclesial: “Caemos en las normales de la Ley. Yo me quedo más quieto, pero no soy inmune y soy consciente de que en cualquier momento puedo contraer la enfermedad”, dijo.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    0%
    0 votos
  • No me gusta
    50%
    2 votos
  • Me es indiferente
    50%
    2 votos