La Policía destacó que junto con Nuevo Diario cooperan mutuamente en beneficio de la comunidad
#29ªAniversario

La Policía destacó que junto con Nuevo Diario cooperan mutuamente en beneficio de la comunidad

15/09/2020

Los medios de comunicación son herramientas a disposición de toda sociedad humana que  evidencia su acceso a la realidad por la ventana que estos ofrecen, abriéndose a nuevas propuestas y proyectándose desde sus deseos más primarios y nobles, hasta las hazañas más encumbradas de la vida o los profundos océanos de la miseria personal y colectiva.

Su importancia, la de los medios, es tan relevante que los acontecimientos de interés público pasan por su tamiz  como si fueran la máxima expresión de la comunicación, poniendo en relieve aquello que  se dice en el seno de una sociedad, o lo que callan y lo que piensan, los actores de esa sociedad, en una determinada cultura y etapa de tiempo.

Pues bien, que el Nuevo Diario de Santiago del Estero cumpla hoy 29 años de vida, no es una circunstancia ajena ni mucho menos viciada de casualidad, sino una consecuencia lógica de la apertura y proyección de una comunidad santiagueña, deseosa por escuchar (leer) otras voces (otras plumas) para así completar el círculo de la opinión acabada sobre un determinado tema.

Allí es donde juegan un rol importante los periodistas. Porque ellos no hacen el diario, sólo recogen la información para que con cabal destreza y con un lenguaje escrito de manera comprensible, esa materia prima se deposite en las páginas del diario convertida en una noticia, en un producto terminado y fiel a la verdad.

Y en ese terreno, donde la noticia es producida, el diario se hace cargo del mensaje que comunica porque cuando el diario dice algo, no lo hace por el sólo hecho de compartir el juego del lenguaje, sino porque alguien le ha cedido la palabra para contar un hecho de notoriedad, porque en la diversidad está la grandeza de las opiniones.

Tan importante, como la responsabilidad de generar una opinión pública basada en la verdad, es la libertad con la que se debe ejercer la misión de informar. Por eso la correcta y completa información en el marco de una convivencia real entre el medio (Nuevo Diario) y un organismo del Estado (Policía) debe servir a las ideas y contribuir a la evolución de las sociedades.

Por eso es importante destacar que la relación entre medio e institución no siempre ha resultado óptima, porque a veces el camino ha estado sembrado de incomprensiones. Detalles que con el fortalecimiento de los vínculos reales, se fueron superando, porque si hay algo que se debe convenir en esta historia es que tanto Diario como Policía se nutren con hechos de interés público, uno produciendo noticias, el otro, como auxiliar de la justicia.

La Policía de Santiago del Estero confía en la honestidad de los hombres y mujeres de prensa y en la credibilidad del Nuevo Diario, cuando publicita hechos de índole policial-judicial, tomando como punto de partida el trabajo institucional.

Desde las técnicas para recoger la información, pasando por los procesos de elaboración de la noticia y hasta la publicación de la misma en formato digital por su inmediatez, o en papel, la forma de informar más tradicional, es loable el trabajo de Nuevo Diario, llegando con elocuencia a los lectores.

La misión del diario posee un valor inapreciable, al igual que la misión del policía. Mientras uno carga sobre sus hombros la responsabilidad de comunicar, el otro cumple con su trabajo en los puntos más alejados del mapa y ambos lo hacen con la certeza del que el único beneficiado será el santiagueño.

Y en este sentido, también es sano profundizar en las similitudes donde el medio y la institución comparten un lenguaje, un tiempo y un espacio porque en innegable que los informes policiales guardan una apariencia similar con las noticias y en algunos casos, hasta responden a las preguntas clásicas de la estructura de la información periodística.

Y ni qué hablar, del parecido entre periodistas y policías, quienes en ambos casos son intermediarios entre los hechos y el público. El periodista se basa en la comunicación para mantener informado al público sobre todo aquello que merece saberse. El policía trabaja para restablecer el orden y proteger a la sociedad. Y ambos, periodistas y policias se hermanan en bien del público.

Por lo dicho, no caben dudas de que el imperativo es la colaboración mutua y la Policía de Santiago del Estero celebra que un medio de prensa escrita como Nuevo Diario tenga ambiciones de futuro, entendiendo las funciones básicas de la sociedad, indispensables para que esa cooperación se vuelque a favor de los ciudadanos.

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    100%
    1 voto
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Dejar un comentario