La historia de “Doña Pancha”, una partera de Atamisqui
#Interior

La historia de “Doña Pancha”, una partera de Atamisqui

Se trata de Francisca Campos, de 85 años, quien desde muy joven ayudó a centenares de mujeres del interior a dar a luz
23/05/2020

Con el objetivo de visibilizar los modos en que se atienden los partos e instar al cumplimiento de los derechos vinculados al nacimiento, se celebra entre el 17 y el 23 de mayo la Semana del Parto Respetado.

En este sentido, el Multimedio dialogó con “Gachi”, hija de una reconocida partera de Villa Atamisqui, Francisca Campos, de 85 años, conocida en el pueblo como “Doña Pancha”, quien relató la labor de su madre para con todas las mujeres de la localidad.

“Era partera a domicilio, desde muy jovencita, aproximadamente desde los 21 años. Ha comenzado esto porque no había hospitales y la población era muy chica, había una salita donde había un enfermero profesional, entonces él junto a mi mami y otras señoras eran llamadas para que hagan prácticas y lo ayuden a él, porque más que enfermero era como el doctor de la Villa, todos los problemas que había él los solucionaba porque no había ambulancia ni derivaciones y todas esas cuestiones, es allí que aprendió ella”.

Asimismo, dijo: “En su memoria ella dice que son muchísimos los partos que ha atendido, yo tengo recuerdos de algunos y prácticamente todos los días buscaban a ‘Doña Pancha’ porque así le dicen a mi madre; en sulky, en caballo, por ahí en algún vehículo, fueron muchísimos. La población de Atamisqui, la mayoría, ha sido asistida por las manos de mi madre. Hoy muchos de los que nacieron en su manos ya están siendo abuelos también y tres de los nietos de ella también nacieron en su manos, muchísimos partos, no solo en la Villa, sino a sus alrededores y parajes vecinos, bajo la lluvia, con viento, bajo el calor ella iba, no importaba si era de siesta o deshoras de la noche, ella iba igual, estaba cuando la necesitaban, incluso ha asistido partos en su propia casa, porque llegaban las parturientas a punto de dar a luz, los bebes nacían prácticamente solos y ella los recibía en su casa”.

Cabe destacar que en el año 91 la designaron como agente sanitario en el hospital (ya había hospital) y trabajó desde ese momento hasta 2017 que se jubiló y hoy descansa en su casa con algunos problemas de salud propios de la edad, pero nada grave, y con la suerte de tener muchísimos hijos que la quieren y la recuerdan. Cuando le preguntamos si ella aún se anima a atender un parto, contestó: “Sí, yo me animo”, para ella no había parto difícil.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    94%
    34 votos
  • No me gusta
    3%
    1 voto
  • Me es indiferente
    3%
    1 voto