El papa Francisco dijo: “Nadie se salva solo” de la crisis mundial por la pandemia
#HistóricoMensajePapal

El papa Francisco dijo: “Nadie se salva solo” de la crisis mundial por la pandemia

El Sumo Pontífice encabezó en una solitaria Plaza San Pedro un homilía para pedir con el fin del avance del coronavirus en el planeta.
28/03/2020

El papa Francisco aseguró que “nadie se salva solo” de la crisis mundial generada por el avance del coronavirus, durante un histórico rezo que encabezó en soledad en la Plaza San Pedro para pedir el fin de una pandemia con la que, afirmó, “nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados”.

“Desde hace algunas semanas parece que todo se ha oscurecido”, inició el Pontífice su mensaje desde el atrio central de la Basílica de San Pedro, de frente a una plaza usualmente colmada por decenas de miles de fieles y hoy vacía por las medidas de seguridad adoptadas por el Vaticano durante la pandemia.

“Densas tinieblas han cubierto nuestras plazas, calles y ciudades; se fueron adueñando de nuestras vidas llenando todo de un silencio que ensordece y un vacío desolador que paraliza todo a su paso: se palpita en el aire, se siente en los gestos, lo dicen las miradas”, planteó Jorge Bergoglio durante la oración, transmitida por streaming a todo el mundo.

“Nos encontramos asustados y perdidos”, enfatizó el Papa, quien comparó la situación con un pasaje de los evangelios y aseveró: “Nos sorprendió una tormenta inesperada y furiosa”.

“Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente”, planteó Francisco.

“En esta barca, estamos todos”, resaltó el Papa, quien agregó: “no podemos seguir cada uno por nuestra cuenta, sino solo juntos”.

“La tempestad desenmascara nuestra vulnerabilidad y deja al descubierto esas falsas y superfluas seguridades con las que habíamos construido nuestras agendas, nuestros proyectos, rutinas y prioridades”, sentenció Bergoglio, de 83 años.

La pandemia, siguió, “nos muestra cómo habíamos dejado dormido y abandonado lo que alimenta, sostiene y da fuerza a nuestra vida y a nuestra comunidad”.

“La tempestad pone al descubierto todos los intentos de encajonar y olvidar lo que nutrió el alma de nuestros pueblos”, afirmó el argentino.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Dejar un comentario