El coronavirus podría transformarse en un problema letal para la Unión Europea
#Pandemia

El coronavirus podría transformarse en un problema letal para la Unión Europea

La globalización de finales del siglo XX y principios del XXI lo trajo desde la gran fábrica del mundo y aquí empezó a expandirse, afectando gravemente a los ciudadanos de mayor edad
26/03/2020

Puede sonar excesivo, pero lo que no consiguió la gran recesión de 2008, podría conseguirlo un microorganismo que está siendo letal para Europa. La propagación del coronavirus y su especial virulencia en nuestro continente, parecen síntomas no solo de una alteración epidemiológica, sino de una enfermedad previa que llevase años incubando en la Unión Europea.

No es casual que el virus se haya concentrado en la vieja Europa. La globalización de finales del siglo XX y principios del XXI lo trajo desde la gran fábrica del mundo y aquí empezó a expandirse, afectando gravemente a los ciudadanos de mayor edad.

Este virus nos enfrenta no solo a una Europa envejecida y que sufre, sino a una Europa (a una Unión Europea), que está perdiendo la carrera por el liderazgo tecnológico en un mundo cada vez más digital, indica Infobae.

El COVID-19 ha generado la caída más grande de este índice desde que hay registros, mucho mayor que la que experimentó con la crisis de 2008. En marzo, toma un valor de 31,4, según el Flash del Índice PMI, Compuesto de la Actividad Total de la Zona Euro de IHS Markit, frente al 51,6 registrado en febrero. Es la mayor caída mensual de la actividad empresarial desde que se comenzaron a recopilar datos comparables en julio de 1998.

Ante estos resultados, renace la pregunta de siempre: ¿cómo va a manejar la Unión Monetaria un shock tan intenso y además de naturaleza asimétrica? Hasta ahora no se ha hablado de política fiscal europea, pero es absolutamente necesario empezar a hacerlo.

En Papeles de Economía Española, n. 141, José M. González-Páramo y María José ÁLvarez Gil hacían un análisis de la estabilidad macroeconómica, la integración y la deuda en el área del euro, definiendo tres trilemas.

Por un lado, los agentes económicos (los mercados), esperan de las autoridades (también de las de la Unión Europea), respuestas claras y contundentes y con cierta anticipación a los hechos. Sin embargo, cuando los gobiernos se reúnen en las cumbres de la UE, hablan pero no actúan.

La Unión Europea ha relajado los mecanismos de supervisión macroeconómica pero todavía no quiere ni hablar de los sistemas de “mutualización de riesgos”: emisión de deuda conjunta, mecanismos de cobertura europeos… Y es necesario saber cómo se van a pagar las facturas.

Los ciudadanos europeos se merecen una Unión Europea que proteja y no un zombi ausente. El populismo y los nacionalismos euroescépticos acechan. y hoy más que nunca se necesita una Unión Europa más fuerte, y más rápida y certera en sus decisiones. Porque tan malo es llegar tarde como no llegar.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    100%
    1 voto
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Dejar un comentario