Encontró a su compañero muerto  en el baño del banco Santander Río
#ACV

Encontró a su compañero muerto en el baño del banco Santander Río

Se trataba del vigilador de una empresa de seguridad privada. Fue identificado como Marcos Ale, de la ciudad de La Banda.
17/02/2020

Marcos Elías Ale había ingresado anteayer a las 18.45 al banco Santander Río, ubicado en avenida Belgrano, entre Lavalle y Lamadrid, del barrio Ramón Carrillo de la ciudad Capital, para cumplir su turno de 24 horas como seguridad de una empresa privada que brinda los servicios de vigilancia a la entidad financiera. Esa fue la última vez que lo vieron con vida al hombre de 52 años, quien se domiciliaba en la ciudad de La Banda.
Ayer, a las siete de la mañana, se presentó el relevo. Ale debía esperarlo en la puerta (del lado de adentro) para cumplir con el protocolo y realizar el cambio de guardia. Sin embargo, el bandeño no se encontraba. Fueron en vano los insistentes llamados de su compañero, hasta que decidió comunicarse con las autoridades bancarias para ingresar por sus propios medios. Tras la autorización, el relevo ingresó y realizó la búsqueda de su compañero de trabajo. Finalmente, lo encontró tirado en el baño y constató que se encontraba sin signos vitales. Igualmente, alertó al servicio de emergencia médica y se determinó fehacientemente que Ale estaba muerto.
El hecho generó la intervención del personal de la Comisaría Comunitaria Nº 3 y la presencia de la representante del Ministerio Público Fiscal, Dra. Carla León, quien ordenó que se realizaran pericias en el escenario de la tragedia. En este sentido, personal de Policía Científica trabajó con atuendos blancos para no contaminar el lugar donde fue encontrado el cuerpo.
Posteriormente, el cadáver fue trasladado a la morgue judicial para la autopsia. El médico de Policía estableció que llevaba cinco horas sin vida aproximadamente. El hombre murió al parecer por un accidente cerebrovascular (ACV).
Ale solía retirarse de su trabajo y regresar inmediatamente a su casa. Ayer no lo hizo y llamó la atención de su hijo de 24 años, quien no encontró a su padre en la vivienda. Lo llamó al teléfono, pero el hombre no contestó. El joven se trasladó hasta la entidad bancaria donde cumplía con el servicio de seguridad privada y conoció la dolorosa noticia del triste destino de su padre.
El joven les manifestó a los investigadores que su padre padecía de presión arterial alta y estaba medicado.
Asimismo, indicó que Ale fumaba dos o tres paquetes de cigarrillos por día, a pesar de los consejos.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    56%
    10 votos
  • No me gusta
    28%
    5 votos
  • Me es indiferente
    17%
    3 votos
Dejar un comentario