Los condenan por asaltar, simulando ser policías
#RoboConArma

Los condenan por asaltar, simulando ser policías

El hecho ocurrió en marzo de 2017 en un paraje cercano a la ciudad de Frías.
13/02/2020

Tres sujetos que estaban acusados de haber asaltado a dos hombres, haciéndose pasar por policías, fueron condenados ayer por el Tribunal Unipersonal a cargo del camarista Juan Carlos Storniolo, quien los encontró culpables de tal hecho.
El hecho delictivo ocurrió en marzo de 2017, en un paraje ubicado a 7 km de la ciudad de Frías, donde residen Miguel Ángel Valdez y su padre Luis María Valdez, a los que en dicha oportunidad maniataron y despojaron de una suma de dinero y algunas maquinarias.

Los condenados
Tal ilícito les fue endilgado a Claudio Marcelo Moreno, José Domingo Olivera y Rodolfo Tadeo Sotomayor. A los dos primeros el camarista resolvió condenar a la pena de 6 años de prisión, en tanto que al restante le aplicó una condena de 5 años y 6 meses de prisión, como autores del delito de robo calificado en poblado y en banda y por el uso de arma, cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada durante el debate que se desarrolló por dos días.

Los pedidos de las partes
En el marco de los alegatos de las partes, el Ministerio Público Fiscal —representado por la Dra. Analía Nóblega Rayó— solicitó que se condene a los tres acusados, pidiendo una condena de 8 años de prisión para dos de ellos y de 7 para el restante, considerando que durante el juicio había quedado plenamente acreditado que eran autores materiales y penalmente responsables del delito de robo doblemente calificado, por el uso de arma y en banda y en poblado.
A su turno, los Dres. López y Miranda —defensores de Moreno y Olivera— solicitaron que la conducta de estos sea encuadrada en el delito de robo calificado en grado de tentativa, y que se les dé por compurgada la pena, basados sobre todo en la nulidad que había dictado una jueza de Control y Garantías respecto del arma.
Por su parte, la defensa de Sotomayor consideró que la conducta de este debía ser fijada en el robo simple, y solicitó una pena mínima.
El día del hecho los sujetos llegaron a la casa de los Valdez preguntando —de parte de Carlos Infante— por un lechón, y tras solicitar agua para la camioneta en que se conducían, cometieron el atraco que les endilgaron.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Dejar un comentario