Cigarrillo electrónico: Una moda peligrosa para la salud
#VapeoSalud

Cigarrillo electrónico: Una moda peligrosa para la salud

Alarma entre las autoridades por el creciente número de adeptos al producto
19/01/2020

Su uso comenzó a popularizarse como un método eficaz para dejar de fumar. Otros incursionaron en el vapeo como una “moda”. Y el hábito se convirtió en poco tiempo en un arma letal que amenaza la salud.
Con el surgimiento de lo que los especialistas comenzaron a llamar “enfermedades pulmonares desconocidas”, comenzó a ponerse la lupa sobre el cigarrillo electrónico como un consumo que poco tiene de inofensivo, sino más bien todo lo contrario.
En nuestra ciudad, el paisaje de las calles comenzó a dar cuenta, de la presencia de múltiples usuarios de esta no tan saludable alternativa, al cigarrillo convencional.
Con 33 muertos confirmados en los EE.UU. a causa de las consecuencias del vapeo, y más de 1.400 casos de problemas pulmonares relacionados al “vaping” relevados por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), en el país del norte ya hablan de las lesiones pulmonares asociadas con el uso del cigarrillo electrónico como Evali (por sus siglas en inglés).
A partir de esto se encendieron las alarmas en la Argentina, luego que se conociera la noticia de que un hombre de 30 años se encontraba internado con un cuadro de proteinosis alveolar aparentemente asociado al consumo de cigarrillo electrónico.
Diversos estudios realizados revelan que el aerosol que emanan los cigarrillos electrónicos contiene cuatro grupos de tóxicos y compuestos cancerígenos llamados carbonilos, compuestos orgánicos volátiles, nitrosaminas y metales pesados. También se encontró que poseen más cromo, plomo y níquel que los cigarrillos comunes. Existe evidencia documentada de que el aerosol de los cigarrillos electrónicos provoca daños en el pulmón como neumonías y lesiones similares al enfisema, que es una de las enfermedades que causa la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). En la Argentina, pese a que el cigarrillo electrónico está prohibido por Anmat, se comercializa libremente, y según la quinta edición de la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Jóvenes (EMTJ) que incluyó por primera vez la evaluación del consumo de estos dispositivos arrojó que el 7,1% de los estudiantes secundarios de entre 13 y 15 años consumen actualmente cigarrillos electrónicos y que el 14,4% de los estudiantes algunos vez los probó.

La ausencia de regulaciones y su impacto en el consumo de usuarios

En nuestro país, en la actualidad no está prohibido vapear en espacios cerrados, ya que la ley nacional habla de la prohibición de fumar en espacios cerrados cigarrillos o cualquier similar, dentro de lo que podría entrar el cigarrillo electrónico. Es ahí donde surge el concepto de “vapor de segunda mano” y “vapeadores pasivos”, en referencia a cómo se afecta a los terceros. En ese sentido, urge la necesidad de adecuar la normativa para que prohíba el uso de este tipo de dispositivos en espacios cerrados. “Está comprobado que el vapor del cigarrillo electrónico contiene tóxicos, por lo que no se debería vapear en espacios cerrados y tener la misma regulación que tiene el cigarrillo”, afirman los especialistas sobre el tema.
En definitiva, el tema tendrá que llamar la atención de las autoridades y disponer políticas sobre ello.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    0%
    0 votos
  • No me gusta
    100%
    1 voto
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos