Sobre el cadáver de “Goyo”, sobrino y cómplices se repartieron $ 42 mil
#BrutalAsesinato

Sobre el cadáver de “Goyo”, sobrino y cómplices se repartieron $ 42 mil

La fiscal Carla León indagará los próximos días a los homicidas de Gregorio Coria, de 77 años.
07/12/2019

Gregorio Coria era un hombre de campo. Toda su vida se dedicó a la cría de animales para la venta. Fue asesinado en su casa ubicada en la zona rural del departamento Juan Felipe Ibarra, cuando delincuentes ingresaron a robar.
Don “Goyo” —como le decían sus allegados y familiares— tenía 77 años y vivía solo en una vivienda de la localidad de El Cuadrado. Estaba en su hogar durmiendo cuando, cerca de las tres de la mañana del martes 3 del corriente mes, escuchó que alguien estaba en su propiedad. Se despertó y encontró a tres delincuentes.
Se trataban de Daniel Ernesto Gómez (23 años), Daniel Fernando Tejeda (26), ambos residentes en la ciudad de Añatuya —departamento General Taboada— y un sobrino del pequeño productor, identificado como Jonathan Coria, con domicilio en la localidad de El Cuadrado, departamento Juan Felipe Ibarra.
Don “Goyo” habría intentado evitar el robo de sus pertenencias, por lo que los ladrones lo golpearon y le efectuaron un disparo. Lo asesinaron sin piedad.
El cuerpo sin vida de “Goyo” yacía sin vida sobre un charco de sangre, mientras su sobrino y sus cómplices comenzaron a buscar en la propiedad elementos de valor. Encontraron una radio, una chaira, un lazo y una linterna.
El sobrino de Coria sabía que el pequeño productor había vendido unos cabritos días atrás. Sabía que había tenido una venta y que le habían pagado aproximadamente 42 mil pesos. Don “Goyo” había vendido los caprinos para poder tener dinero para compra de medicamentos por un problema de salud que lo aquejaba y, además, cubrir gastos eventuales que pudiera tener.
Según los vecinos de Coria, “el abuelo estaba contento y tenía planeado hacer varias cosas con el dinero que había conseguido, fruto de su esfuerzo diario en el campo”. Pero en un arrebato despiadado, su sobrino y dos cómplices le robaron —no solo el dinero y algunas pertenencias— sino también le truncaron su vida de manera salvaje.
Apenas encontraron el dinero que “Goyo” guardaba en el bolsillo de una camisa que estaba en el ropero, comenzaron a contar la plata. Tenían en sus manos 42 mil pesos. Hicieron las cuentas y comenzaron a dividir de manera igual entre los tres asaltantes el dinero. Mientras miraban el cuerpo sin vida del trabajador del campo, se repartían el botín.
Cada uno de los delincuentes se llevó 14 mil pesos. El sobrino de la víctima fatal habría enterrado el dinero en el patio de su propiedad; mientras que la presunta arma homicida fue ocultada entre arbustos en una zona montuosa.
Mientras que Tejeda y Gómez —este último falleció en un accidente de tránsito en la Ruta 92, a 10 kilómetros de la localidad de Los Juríes, departamento General Taboada al derrapar con la motocicleta en la que viajaban—, huyeron con su parte de la plata y las pertenencias del damnificado.
El personal de la División Homicidios y Delitos Complejos Banda, de manera conjunta con la fiscal de Capital, Dra. Carla León, continúan con las averiguaciones sobre los pormenores del violento hecho que le costó la vida a don “Goyo” en su casa.

Le robó el dinero a su amigo muerto

Daniel Gómez y Daniel Tejeda habían sido alertados por el sobrino de don “Goyo” sobre la venta de animales e idearon el asalto. Viajaron en motocicleta desde el barrio Villa Abregú (en Añatuya) hasta El Cuadrado, departamento Juan Felipe Ibarra.
Concretaron el robo y a la madrugada retomaron el regreso a sus hogares.
Circulaban por la Ruta 116, cerca de Los Juríes, cuando por causas que se investigan derraparon. Gómez y Tejeda cayeron al pavimento. Pero Gómez nunca más se levantó.
Tejeda, al ver a su amigo mortalmente herido, decidió ir a buscar ayuda. Pero vaticinando que el final de su cómplice era fatal decidió requisarlo. Le sacó desde el bolsillo del pantalón los 14 mil pesos que había recibido del botín.
Con el dinero de Gómez en sus manos, decidió guardar todo. Colocó en una bolsa sus 14 mil pesos, la parte del fallecido y la pistola con la que ejecutaron a Coria, tras lo cual la enterró al margen de una acequia. Luego, fue a buscar ayuda.
Con el paso de las horas, mientras los efectivos realizaban los informes sobre el accidente fatal, se apersonó en la sede policial un familiar de Gregorio Coria, quien reconoció las pertenencias del productor asesinado entre los elementos incautados a Gómez y Tejeda, en el accidente.
Luego, Tejeda se “quebró” y reconoció dónde había guardado el dinero y un arma de fuego.

Indagatoria e informe de las pericias

Mientas la Policía y la fiscal Carla León llevan a cabo las averiguaciones de los pormenores del hecho que le costó la vida a Gregorio Coria, se conoció que los próximos días se llevarán a cabo diversas medidas judiciales.
En tanto, se conoció que la fiscal León llevará a cabo la declaración indagatoria a los dos jóvenes detenidos por el homicidio de don “Goyo” Coria.
Además, se conocerán los resultados de las pericias realizadas en las prendas secuestradas durante la investigación penal preparatoria, las armas de fuego incautadas y el análisis de los celulares secuestrados a los sujetos.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    67%
    14 votos
  • No me gusta
    29%
    6 votos
  • Me es indiferente
    5%
    1 voto
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento