Mauricio Macri reunió a la cúpula del PRO, pero faltó Marcos Peña
#QuintaDeOlivos

Mauricio Macri reunió a la cúpula del PRO, pero faltó Marcos Peña

El presidente se refirió al enojo de varios referentes provinciales del PRO por la necesidad de tejer acuerdos con gobernadores peronistas.
22/11/2019

A menos de tres semanas de dejar la presidenciaMauricio Macri se metió de lleno en la renovación del PRO. Durante casi dos horas participó de la reunión de la Mesa Ejecutiva del Consejo Directivo Nacional del partido en la Quinta de Olivos, a la que acudieron los responsables de las 24 provincias. “Hubo un clima de despedida”, se sinceró uno de los referentes que asistió al cónclave.

Tal es así, que jefe de Estado -que nunca dejó de monitorear la actividad partidaria- evitaba participar de este tipo de actos por su rol institucional. En la mesa chica del Presidente todos apuestan que el PRO jugará un rol más relevante como partido de oposición que el que tuvo durante la presidencia de Macri. El mandatario volvió a confirmar que seguirá activo desde el llano.

Ya se adivinan los primeros movimientos del PRO tras dejar el poder. El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y la gobernadora María Eugenia Vidal fueron de la partida y -al igual que en la nueva mesa política de Juntos por el Cambio- otra vez fue elocuente la ausencia del jefe de Gabinete Marcos Peña, que dirigió a través de Humberto Schiavoni y de Francisco Quintana la dirección partidaria durante el último lustro. “Marcos ya avisó que no va a estar por un tiempo”, confió uno de los asistentes

El Presidente ya había logrado instalar a Patricia Bullrich como la reemplazante del Schiavoni al frente del PRO. Durante la reunión casi todos los sectores avalaron a la ministra de Seguridad, a quien le reconocen su volumen político. Entre los dirigentes nacionales que asistieron se contaron el senador Esteban Bullrich, el secretario general de Presidencia Fernando de Andreis; el intendente de Vicente López Jorge Macri, el jefe de asesores José Torello y el diputado electo por Santa Fe Federico Angelini. El 3 de febrero se oficializará una lista única.

“Tenemos que tener todas las corrientes, abrirnos a todas las personas que conforman el espacio. Hay que darle volumen y mantener unidad con el resto de Juntos por el Cambio”, consignaron en el entorno de de la futura presidenta de PRO, que no participó de la reunión, puesto que todavía no tiene ningún cargo formal, publica Clarín.

Bullrich se sitúa a mitad de camino entre el diagnóstico optimista de la conducción saliente y de los laderos de Rodríguez Larreta, que considera que la construcción territorial del PRO es raquítica y municipal. “El partido necesita tener un volumen más grande. Tenemos el bloque de diputados más grande y nos falta construir eso mismo en el territorio”, razonan sus allegados

Con un tono formal, Macri agradeció a Schiavoni y a Quintana por su gestión. El segundo renunció a su cargo como secretario general porque es incompatible con su flamante rol como consejero de la magistratura de la Ciudad. Será reemplazado -como adelantó Clarín- por Eduardo Macchiavelli, mano derecha de Larreta. 

Macri, que fue el último en hablar, se refirió al enojo de varios referentes provinciales del PRO por la necesidad de tejer acuerdos con gobernadores peronistas, una instancia que no será necesaria después del 10 de diciembre. También señaló que el 41 de votantes que el oficialismo consiguió en las elecciones no permitirán que haya aventuras personales, un comentario que para muchos tenía como destinatario a Emilio Monzó y al “grupo de afinidad” que amenaza con partir el bloque en Diputados. Varios de los presentes señalaron la necesidad de consolidar el caudal electoral.

Según otros de los presentes, el comentario del Presidente -"el que se corte solo, pierde"- se refería a los intendentes que no aprovecharon para capacitarse en la Ciudad y con los principales cuadros partidario.  

El jefe de Gobierno expuso la necesidad de mantener la armonía con los socios de la UCR, de la Coalición Cívica y del autodenominado “peronismo republicano”. En privado, algunos de los caciques macristas conversaron sobre la tensión con el radicalismo alrededor de la designación del auditor general de la Nación, un lugar que Macri quiere para Miguel Pichetto.

Vidal habló poco y nada. Se puso a disposición de los intendentes para capacitarlos y contarles su experiencia de gestión. La gobernadora evitará por ahora recorrer el país para no habilitar rumores de la instalación de una candidatura. Entiende -a pesar de algunos gestos de Macri y de su principal aliado Larreta- que las definiciones llegarán más adelante.

El mensaje general fue de un futuro de unidad. “Fue importantísimo el compromiso de Mauricio de seguir trabajando, en equipo junto a Mariú y Horacio, y desde el llano para representar a la gente que nos votó. Vamos a estar unidos y defendiendo a los gobernadores e intendentes desde los cuerpos legislativos y desde los partidos q conformamos Juntos por el Cambio”, le dijo Jorge Macri a Clarín.

“Hablamos de la unidad en esta nueva etapa, valorando todo lo que hemos crecido en estos 4 años. Todos renovaron el compromiso de seguir construyendo en todo el país.”, añadió el renunciante Quintana.

En privado, otros de los referentes de las provincias advierten por la efervescencia que dejó la derrota digna en las elecciones. “La realidad no las va a poner de frente y las cosas se van a acomodar”, razonó uno de los más críticos. En público no hubo disidencias ni autocríticas y todos posaron para la foto.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    0%
    0 votos
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    100%
    1 voto
Dejar un comentario