El avance del Ejército turco en Siria deja devastación y miles de desplazados
#NacionesUnidas

El avance del Ejército turco en Siria deja devastación y miles de desplazados

Guterres hizo un llamado a las partes a resolver sus diferencias por medios pacíficos y resaltó que los civiles que no participan en las hostilidades.
14/10/2019

El Secretario General dijo estar muy preocupado por los acontecimientos militares en el noreste de Siria que, según informaciones procedentes de la región, ya han provocado muchas bajas civiles y el desplazamiento de al menos 160.000 personas. 

“António Guterres continúa instando a la máxima moderación y recalca que cualquier operación militar debe respetar plenamente el derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas y las leyes humanitarias”, expresó su portavoz en un comunicado difundido el lunes.

Guterres hizo un llamado a las partes a resolver sus diferencias por medios pacíficos y resaltó que los civiles que no participan en las hostilidades deben estar protegidos en todo momento, publica la ONU.

“Asimismo, la infraestructura civil debe protegerse de conformidad con el derecho internacional humanitario”, lee el comunicado.

El titular de la ONU recalcó las vulnerabilidades de los desplazados internos y recordó que debe garantizarse el acceso humanitario sostenido y sin trabas a los civiles necesitados, incluid la ayuda transfronteriza, “para permitir que las Naciones Unidas y sus socios humanitarios continúen llevando a cabo su labor crítica en el norte de Siria”, dijo el titular de la ONU.

El Secretario General se hizo eco a lo dicho la semana pasada por la Comisión Internacional de Investigación para Siria: “las operaciones militares actuales podrían conducir a la liberación involuntaria de personas asociadas con el ISIS, con todas las consecuencias que esto podría conllevar”.

Guterres recordó la resolución 2254 del Consejo de Seguridad, que subraya que cualquier solución a la crisis de Siria debe reafirmar la soberanía, la independencia, la unidad y la integridad territorial del país.

Una situación humanitaria grave

Según datos de la Oficina del Coordinador Humanitario de la ONU, el domingo se informaron de ataques aéreos en curso y embestidas terrestres en múltiples lugares a medida que continúa la operación militar turca hacia Tell Abiad y Ras Al Ain.

Hasta la fecha, se han registrado aproximadamente de 150.000 a 160.000 movimientos de población, con desplazamientos que siguen aumentando.

También hay graves preocupaciones para la población en el campamento de Ein Issa, que alberga a aproximadamente 13.000 civiles debido a las hostilidades en curso y los bombardeos en las cercanías.

Los informes indican que varios desplazados internos han huido del campamento, sin embargo, la mayoría de los residentes permanecen. Las Naciones Unidas están pidiendo protección inmediata del lugar, junto con garantías de paso seguro y sin obstáculos para que los desplazados internos se vayan a la ciudad de Ar-Raqqa u otras áreas de elección. 

Durante la mañana del 13 de octubre, un camión alquilado por desplazados internos para abandonar el campamento de Mabruka golpeó una mina terrestre antes de llegar al campamento, hiriendo al conductor. Como resultado, aún permanecen 19 familias en el lugar desprotegido. Las Naciones Unidas están pidiendo protección inmediata del campamento y garantías de paso seguro.

También se reporta una situación crítica del agua debido a daños en la línea eléctrica de la estación de agua Allouk, pero se llegó a un acuerdo con todas las partes para que se llevara a cabo una misión de reparación. También se están explorando soluciones provisionales para el suministro de agua. Asimismo, el 12 de octubre, la línea eléctrica de Tishreen-Mabruka fue alcanzada por los bombardeos. 

Los socios humanitarios continúan movilizando esfuerzos de respuesta en los aproximadamente 33 refugios colectivos en la ciudad de Ar-Raqqa, la ciudad de Al-Hasakeh y Al Tamr. 

Las Naciones Unidas y sus socios están cada vez más preocupados por la seguridad de su personal presente en el terreno a medida que continúan las explosiones y los bombardeos en Quamishli. Las ONG internacionales se han visto obligadas a evacuar al personal del área y reubicar algunas de sus operaciones a áreas más seguras en Al-Hasakeh lejos de la frontera y más cerca de las áreas que albergan a los desplazados internos.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento