#CentralCórdoba

No debe bajar la guardia

El "ferro" debe seguir jugando con la misma intensidad y dinámica, para seguir cosechando valiosos puntos.

Periodista especializado en deportes.

(+ Info)
27/08/2019

Estar a la altura y ser competitivo es el deseo del entrenador Gustavo Coleoni. Es algo que viene repitiendo desde que arrancó el campeonato, una especie de muletilla (al igual que el 5 puntos de 12), que tiene el DT.

Central Córdoba fue un equipo competitivo durante las primeras cuatro fechas de la Superliga. Intenso, duro. Su performance así lo indica.
Es más, debió tener al menos dos puntos más de los que cosechó; pero se sabe que los goles no se merecen, sino se hacen. Y para ganar, se necesita anotar goles.

Pese a todos los avatares, al poco tiempo de trabajo, a los muchos refuerzos que llegaron y, muchas veces, a la falta de estructura, el entrenador logró armar una base y una estrategia táctica que lo llevaron a conseguir el famoso 5 de 12, que le permite, momentáneamente, estar fuera de la zona roja del descenso. Y eso, a esta altura y con todas las piedras que hay en el camino, se cotiza en la bolsa de valores.

Del 4-1-4-1 con el que arrancó el certamen, el domingo ante Racing pasó a jugar 4-4-2 y el equipo volvió a estar a la altura.
Fue equilibrado y casi que no pasó sobresaltos. Dio un paso adelante, sin dudas, al poder jugar o manejar y tener entrenado los dos sistemas. Y también tener variantes interesantes y esperanzadoras (como las de Alzugaray o Galeano), que ingresaron bárbaro ante la “academia”.

Le sigue costando el gol. Valencia es un jugador muy sacrificado, se sabe, pero tiene la “mira torcida” o la “pólvora mojada”; Herrera demostró más ductilidad e inteligencia que el colombiano, pero hasta ahora tampoco pudo festejar. Y se espera por horas a Nicolás Miracco, que en teoría sería el que aportaría esa cuotita de gol, como para conseguir más puntos y estar un poquito más aliviado en el tema del promedio.

Por ahora, el “ferro” viene siendo competitivo en la máxima categoría; mientras, se adapta, se acomoda y suma experiencia.
El objetivo de la lograr la permanencia no parecería ser, hoy por hoy, una utopía; pero aún resta mucho camino por recorrer y habrá que ver cómo responde ante situaciones adversas o ante una racha negativa, porque no todo será color de rosa como hasta ahora. Por eso, habrá que ver de qué madera está hecho el equipo cuando la cosa venga torcida.

Lo que sí está claro es que no puede permitirse bajar la intensidad, la dinámica ni la guardia. No puede permitirse no luchar cada pelota como si fuese la última. No es un equipo “dechado de virtudes” en lo futbolístico, no por ahora; pero sí tiene alma y corazón. Y eso no lo debe perder nunca.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento