Los ganadores de la era Macri
#Opinión

Los ganadores de la era Macri

Análisis de los sectores más beneficiados con la política económica de la gestión de Cambiemos

Bandeño. Director General de Estadística y Censos de la provincia de Santiago del Estero. Economista de Conciencia y ... (+ Info)

13/08/2019
Y

a pasaron las PASO. Pasó de todo, en el medio SmartMatic falló 40 veces antes del Día D. Nunca dieron el software y el código madre para realizar las auditorías. Estiraron hasta el último la mentira y el engaño. El ADN del macrismo en su estado puro. Hoy, dos días después, volvamos a la triste y dura realidad. El modelo económico no es una receta de ajuste económico. Sino uno de transferencia de riqueza de la gran mayoría de los argentinos a unos muy pocos “ventajitas”, dueños del poder real en el país. Porque después de casi 4 años de gobierno, este modelo, aunque parezca increíble, tuvo ganadores.

Finalmente, el gobierno de Macri, Vidal, Larreta y los Lobos de Wall Street fueron una mezcla de medidas aisladas y torpes, que cada día nos hundieron más y más. Mientras tanto, lo que ocurrió desde el inicio de su gestión, estructuralmente, fue un modelo de transferencia. Un modelo de concentración económica. Tanta concentración en tan pocas manos, en tan corto período de tiempo, no se vio nunca. Ni el menemismo se animó a tanto. Ni el más osado y pesimista de los analistas políticos se animó a pronosticar semejante desastre económico y social.

¿Y qué hacen esas pocas personas que concentran toda la ganancia en un país que no produce ni vende? En un país que tiene la mitad de sus máquinas paradas (de las empresas que no se fundieron todavía), ¿en qué gasta toda su riqueza? ¿Si no hay producción física y el consumo disminuyó sistemáticamente? No tienen otra que comprar dólares. Y luego de la compra libre de las divisas, fugarlas. Estos tipos liberaron la zona, “dólar para pocos”, inventaron un “plan descansar” para bancos y usureros. Estos pocos fueron los ganadores en este sistema capitalista de amigos que nos impuso Cambiemos.

Entre los pocos ganadores están los bancos (la timba financiera), las energéticas y algunos servicios. Solo de los balances que estos presentan a la AFIP (lo “blanco”, y todos sabemos que hay mucha economía en negro), y hablando de un solo año: 2018, podemos observar que las ganancias fueron escandalosas.

Uno de los grandes ganadores fue el sector financiero. Un banco, en cualquier país desarrollado del mundo gana unos 3 puntos, de 6 que cobra por cada crédito (las personas depositan a un 3% en los bancos y los bancos prestan a un 6%). Aquí esa ganancia fue de 30 o 40 puntos! Lidera el ranking el Banco Macro con $ 15.776 millones de ganancia en un año. Ganancia es lo que le quedó líquido, neto, libre de todo impuesto y gasto. En un solo año! Le sigue el Banco Galicia: $ 14.789 millones. El Santander: $ 13.971 millones. El BBVA Banco Francés: $ 9.686 millones. El Patagonia: $ 7.607 millones. No es un dato menor que la mayoría de los ministros de este gobierno provienen del sector financiero. Seguramente, cuando dejen sus cargos públicos volverán a dichos puestos. Ya se ve aquí con estos números que los recibirán con los brazos bien abiertos.

El segundo sector más ganador es el energético. Lidera YPF con $ 38.600 millones de ganancias en un año. Le sigue Pampa Energía (Edenor) con $ 18.436 millones. Luego Tecpetrol con $ 10.164 millones. Edesur con $ 3.087 millones. Enel con $ 2.945 millones. TGS con $ 1.854 millones. Edelap con $ 1.570 millones. Gas Centro con $ 1.429 millones y Gas Cuyana con $ 1.198 millones. Hace falta aclarar a estas alturas del campeonato que esta ganancia fue a costa de los bolsillos de los argentinos y que el verso de la inversión fue solo eso: verso? Si a alguien le hace falta podría leer las columnas de Economía Popular de los días 24 de junio y 1 de julio. Números y datos por todos lados les refrescará la pobrísima realidad de las inversiones durante el macrismo.

Nunca está de más recordar de quienes son estas empresas energéticas. Pampa Energía es la dueña de Edenor y de Iecsa, la empresa del primo “pobre” de Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra. Que unos días después de elegido presidente se la vendió a su íntimo amigo (de Mauricio), Marcelo Mindlin. Para el caso da lo mismo. Mauricio, Ángelo o Marcelo son lo mismo. Son puros ellos, como decimos en el barrio.

Entre los ganadores del sector servicios encontramos a Ausol (Acceso Norte) con $ 7.750 millones. Telefónica con $ 6.577 millones. Telecom con $ 6.425 millones. GCO (Acceso Oeste) con $ 6.266 millones y Cablevisión con $ 3.192 millones de ganancia. Tenemos nuevamente que contarle a la gente que los peajes siempre fue negocio de Franco y Mauricio Macri. Bueno, ¿quién fue el presidente de Ausol hasta hace muy poco? ¡Acertaron señores! ¡Mauricio!

Hasta aquí los ganadores. Los Bancos ganaron $ 62.000 millones en un año. Las energéticas ganaron casi $ 80.000 millones en un año y las de servicios unos $ 30.000 millones en 2018. Unos $ 170.000 millones entre unos pocos ventajitas.

¿Quiénes fueron los sectores perdedores? Además de los ciudadanos en su gran mayoría, el sector económico que más sufrió fue el de las Pymes. Cerraron 20.000 empresas Pymes, con 200.000 despidos en las Pymes industriales.

En un país donde muchísima gente no puede comprar un kilo de pan o un litro de leche, hay muy pocos ganadores. Vivimos en un país en donde la ganancia de una sola empresa equivale a los remedios gratis de 5 millones de jubilados. Este es un país donde un solo tipo (en una sola de sus empresas) se alzó con un año de remedios gratis para los jubilados. Y ese solo tipo es el presidente. En qué país de mierda estamos viviendo que la ganancia de uno solo vale lo mismo que la salud de 5 millones. “Sorry por la mala palabra”.

Solo dos reflexiones finales. Si en solo un año tuvieron semejante ganancia extraordinaria, y estos pocos jugadores decidieran correr al dólar, ¿hay reservas que aguanten? ¿Y si sumamos las ganancias acumuladas en años anteriores? Todavía ese colchón es bastante grueso como para dejar el dólar libre para la compra y venta de estos pulpos. Y, para terminar, le cuestionaron a Alberto Fernández de dónde sacaría el dinero para hacer frente a su propuesta de los remedios para los jubilados. Con estos números, tranquilamente se responde esa inquietud y no solo para compensar a nuestros abuelos, sino para mucho más.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    0%
    0 votos
  • No me gusta
    100%
    1 voto
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos