Campaña mentirosa de Juntos por el Cambio: hoy carreteras
#Opinión

Campaña mentirosa de Juntos por el Cambio: hoy carreteras

“Cambiemos, de la mano de Durán Barba, nos sigue mintiendo en la cara”
22/07/2019

Sin ningún logro de gestión que mostrar en casi 4 años, Cambiemos, de la mano de Durán Barba, nos sigue mintiendo en la cara. Se quejaban de la propaganda política durante el Fútbol para Todos, pero el gobierno de Macri no reparó en gastos de publicidad en todos los canales, incluidos los de deporte. Miles de millones de pesos en marketing, pocos pesos en inversión pública. No es casual, Cambiemos nunca creyó en incentivar el consumo ni tampoco la inversión pública como motores de crecimiento económico. Por eso paró toda inversión relacionada, desde la fabricación de reactores y satélites e insumos necesarios hasta la más elemental obra pública. Aunque más no sea para su mantenimiento! Sin embargo, parte de la publicidad de Cambiemos ya en plena campaña muestra al presidente golpeando el pavimento con sus manos, gritando que eso es real y no es relato. Mentiras Mauricio, nos sigues mintiendo!
Durante el gobierno kirchnerista se licitaron, en promedio, 168 obras en carreteras por año. Durante el gobierno de Mauricio Macri, las obras licitadas en el promedio de los tres primeros años de su gobierno, fueron apenas 31. Durante las administraciones de Néstor y Cristina Kirchner se licitaron obras en carreteras, incluyendo autopistas, por 7.840 km por año, contra solo 1.877 km por año de la gestión Macri. Pese a que Néstor Kirchner encontró en 2003 un país devastado, sin ninguna obra iniciada, ni siquiera una sola licitación. En cambio, Mauricio, que encontró una economía creciendo al 2,7%, con la tasa de desocupación de las más bajas de la historia, con el doble de cosecha que 12 años atrás, con el doble de industria que 12 años atrás, con un país desendeudado, además de hacer mucha menos obras públicas, aumentó de manera escandalosa la estructura y los sueldos exorbitantes de los gerentes. En 2015, no había gerencias ejecutivas, ahora hay 8. El total de gerencias pasó de 3 a 28 y las subgerencias de 26 a 64. Se armó una mega-estructura en la que se “ubicaron” a personas afines al gobierno, en su mayoría provenientes de empresas privadas del sector vial, con sueldos muy por encima de los anteriores. ¿Adónde quedaron los ñoquis del Estado? Esos de los que se quejaban tanto Macri, Vidal y Larreta, pero también los Espert y los Milei, y hasta algunos vecinos del barrio, que dejan prendidos los televisores mientras TN, Telefe, Canal 13 y América les formatean el cerebro con los inventos de D’Alessio, Stornelli, Bonadío, Lanata, Minci, Majul y la tracalada de periodistas pagados por este gobierno (Fantino, los Leuco, Del Moro, Mónica Gutiérrez, Andino, María Laura Santillán, Mirtha, Susana, Cristina Pérez, Tenembaum, María O’Donell, Magneto, Saguier, Graña, Santoro el malo, Feinman el facho, Fontevecchia, Manzano, Vila y algunos más).
Los datos provienen del informe realizado por los técnicos de Vialidad Nacional y difundido por el Sindicato de Trabajadores de Vialidad. El trabajo consta de 84 páginas y detalla el estado de las rutas y autopistas en cada uno de los 24 distritos, con fotos incluidas. ¿Cuál es el diagnóstico al que llega el extenso y pormenorizado informe? Que el gobierno de Mauricio Macri nos llevó a uno de los peores momentos de la historia de la Dirección Nacional de Vialidad. Y que se necesita la declaración de la emergencia vial por el deterioro de las rutas y carreteras de todo el país. Se multiplicaron por 2 las rutas que están en mal estado y cayeron en un 40% las que están en buen estado.
Los datos son dramáticos y categóricos, en particular en lo referido a autopistas. A fines de 2015 se encontraban en ejecución más de 1.000 km de autopistas y desde ese momento solo se terminaron 240! Encima, de esos 240, la gran parte, unos 150 km ya estaban construidos o en etapa final de construcción por la provincia de Córdoba. O sea que encima, a la obra la tuvo que terminar la provincia (sí, endeudándose en dólares en el exterior; deuda que después también tendremos que pagar entre todos los argentinos). Conclusión: una vez más, Cambiemos es puro marketing, mentiroso, pero marketing al fin. Cáscara. Humo, caro, pero nada más que humo. Macri intenta colgarse las medallas en el terreno de las obras viales también, pero lo que sucede en la realidad es un derrumbe nunca antes visto.
Por último, tampoco es cierto que la obra pública sea más barata con Cambiemos, ni mucho menos. Todo lo contrario. La secretaria general del Sindicato de Trabajadores de Vialidad, Graciela Aleña, presentó una denuncia penal en febrero de este año, contra los titulares de Vialidad Nacional por las obras de la Ruta 8: fueron licitadas en la etapa final del gobierno de Cristina Kirchner por $ 285 millones y se le pretendía pagar a Iecsa (la empresa de Ángelo Calcaterra, el primo “pobre” de Macri), la suma de $ 2.500 millones! Casi 9 veces más! A otros dos tramos más se les autorizó aumentos del 35 y el 40% a valores constantes, pero oh casualidad! el tramo de Calcaterra tuvo un encarecimiento del 120%. En la obra del Puente de la Noria pasó lo mismo. A fines de 2015, el valor de la obra estaba oficialmente calculado en $ 274 millones. Cuando se hizo la inauguración parcial, el propio gobierno mencionó la cifra de $ 2.000 millones. Casi 8 veces más!
Cuando vean otra vez los spots publicitarios de Juntos por el Cambio, tengan en cuenta que el gobierno actual construyó o reparó a un ritmo de un tercio de los que construyeron o repararon los gobiernos kirchneristas.
Esta noticia, como otros tantos datos de la realidad que en estas columnas hemos venido desnudando, sería mortal en medio de una campaña electoral. Pero no aparece en ninguno de los medios masivos de comunicación. Medios que se preparan para seguir con sus líneas editoriales en contra de un proyecto “nacional y popular” aún después de las elecciones, no importa quién sea el ganador.
Esta información fue publicada por Raúl Kollmann en Página 12. El único medio opositor que queda, junto a C5N en la televisión. El gobierno de Macri los persigue para desaparecerlos. Extorsionó a Página 12 para que echara a Verbitsky y a C5N para que echara a Navarro. No conforme con eso, la semana pasada hizo allanar el canal. Navarro se tuvo que exiliar en las redes, en El Destape web. Pero todos sabemos que el alcance de las redes no es el mismo, aunque vaya a ser la forma de comunicar en un futuro cercano. El poder de un mentiroso como Lanata en un canal de aire es mucho más dañino y perjudicial. Y el daño que hacen todos esos mentirosos cómplices que nombramos al comienzo es incalculable. Estaremos aquí para recordarlo siempre. No nos olvidamos que gracias a ellos Cambiemos llegó al gobierno. Mintiendo, esta vez con la obra pública, pero siempre mintiendo.

Autor : Federico Scrimini
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento