Amor y valentía para cambiar la vida de seis hermanos santiagueños
#TutelaLegal

Amor y valentía para cambiar la vida de seis hermanos santiagueños

Diego Bustamante consiguió la tutela legal de los chicos añatuyenses.
16/06/2019

Diego Bustamante es el arquetipo del hombre solidario, luego de varios años viviendo en Buenos Aires, se mudó a Gualeguay, decidió dejar las quejas de sobremesas domingueras y puso manos a la obra. Sus idas y vueltas lo llevaron a adoptar a 6 chicos de Añatuya. Se mudó al Chaco Salteño y empezó a trabajar con las comunidades originarias, fundó la ONG Pata Pila y trabaja codo a codo con la fundación Conin.
Pero su espíritu inquieto, lo llevó a recorrer instituciones solidarias del todo el norte del país, así es como, un día, el destino lo llevó a Santiago del Estero y eso cambió su vida para siempre. Hoy, en el marco del Día del Padre, Nuevo Diario dialogó en exclusiva con Diego, quien tiene a su cargo la tutela legal de 6 hermanos, cuyas edades van desde los 6 años hasta los 18.
“Este proceso se da luego de conocer a los chicos, de escucharlos, de escuchar sus procesos, sus inquietudes y sus deseos. En ese momento me di cuenta que necesitaban a alguien que los acompañe como acompaña un padre, no colocándome en ese lugar porque ellos tienen a su papá que, de hecho lo conozco y lo respeto, pero entendía que los hermanos necesitaban estar juntos y estar bien”. “Tener una figura masculina que los asesore y los acompañe a soñar”, contó Diego, quien hoy convive con los hermanos en su casa de Gualeguay. Seguidamente, expresó: “Estoy muy agradecido con la comunidad de Gualeguay porque los han recibido con las puertas y el corazón abierto y los chicos están muy contentos. Cada uno tiene sus actividades, van a la escuela, entrenan en un club. Los fines de semana juegan al fútbol con los amigos, los más grandes van y vienen a la escuela en bicicleta, la verdad que están muy contentos”.
Finalizando la entrevista, Diego hizo un llamado a la reflexión para todas aquellas personas que se encuentran en un proceso de adopción o tutelaje.
“Involúcrense. No tengan miedo a acompañar la vida de un niño que sea mayor, porque muchas veces la gente tiene miedo de los problemas que le puede traer. No me considero el más suertudo pero los chicos son los más buenos del mundo, son super sanos. Uno cuando ama tiene que amar al otro, se trata simplemente de desarrollarse uno mismo. Vale la pena tener el privilegio de acompañar la vida de un niño de 8 o 10 años, el vínculo que se genera es hermoso. Realmente necesitamos como país que la gente se anime”, finalizó.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    67%
    2 votos
  • No me gusta
    33%
    1 voto
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento