Empleados municipales intensifican reclamos en la ciudad de Añatuya
Continúa el conflicto

Empleados municipales intensifican reclamos en la ciudad de Añatuya

Los trabajadores solicitan una pronta solución a sus pedidos de recomposición salarial y de la ayuda escolar postergada.
15/05/2019

En lo que ya constituye un abierto enfrentamiento entre los empleados municipales y el intendente Héctor Ibáñez, los trabajadores nuevamente se autoconvocaron el pasado viernes.
Durante la asamblea, los empleados elaboraron un documento en el que solicitan 5 puntos básicos que consideran que el intendente debería cumplir:
“Que haga efectivo el pago del aumento del 40% retroactivo al mes de febrero, por cuanto nos consta mediante documentación obrante en nuestro poder que la coparticipación interanual aumentó en enero del presente año, lo que le permite pagar sin ningún tipo de inconvenientes para la economía municipal el aumento solicitado y que fuera otorgado en toda la provincia de Santiago del Estero”.
Solicitan también que “haga efectivo a la brevedad el pago de la ayuda escolar de $ 4.200 por hijo, ya que el Gobierno de la Provincia pagó ese adicional el pasado 29 de marzo, al igual que la mayoría de los municipios lo hicieron en el mes de abril”. En otro de los puntos solicitan que el intendente “cumpla con las cautelares dictadas por la Justicia local, respecto de compañeros que fueron dejados sin trabajo y/o degradados de categoría, con sus correspondientes consecuencias económicas negativas”.
En cuarto lugar reclaman que “controle y deje sin efecto la persecución laboral a la que son sometidos muchos compañeros por parte de sus superiores, así como también a los trasladados de áreas desmedidos y solamente motivados por el rencor y las ganas de revancha por parte de muchos nuevos encargados de áreas”.
Como último punto, expresaron que “solicitamos también a los otros gremios locales a tomar idénticas medidas en defensa de sus afiliados y, en la medida de lo posible, realizar una concertación local general”.
Finalmente, el documento expresa que “hasta ahora nos hemos manejado con mucho respeto y precaución, hemos pretendido y propiciado siempre el diálogo y la paz social, pero en caso de que nuestros reclamos no sean tenidos en cuenta en el corto plazo, tomaremos otras medidas de fuerza mayor en defensa de nuestros derechos que desde el 1 de noviembre del año pasado son avasallados y maltratados”.
Hay que destacar que, por primera vez, algunos representantes de distintos gremios que nuclean a los empleados municipales, como el caso de los gremialistas Sosa, Nieto y Achábal de Uoema (Unión de Obreros y Empleados Municipales de Añatuya) mantuvieron una reunión con otros representantes gremiales para aunar criterios, coincidiendo en la necesidad de una recomposición salarial en el Municipio, tal como se hizo en toda la provincia con el aumento del 40% dispuesto por el gobernador Dr. Gerardo Zamora y el cual se niega el intendente Ibáñez a conceder, así como también coincidieron en lo justo del reclamo del pago de la ayuda escolar, a casi tres meses de haber comenzado las clases.
El hecho de que todos los gremios comiencen a hacerse eco de los reclamos de todos los empleados municipales es un significativo acto de representación que desde hace tiempo reclama la masa de empleados que no logran mejoras en sus retribuciones y que denuncian constantes persecuciones políticas y laborales de parte de la gestión que encabeza Héctor Ibáñez y de lo cual también es acusado su secretario de Gobierno, Vidal Ulloa, ante lo que mantienen silencio los concejales oficialistas, a quienes consideran cómplices de las persecuciones.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    100%
    1 voto
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento