Impulsan un nuevo proyecto de Ley Nacional de Trombofilia y trombosis
#Nuevamente

Impulsan un nuevo proyecto de Ley Nacional de Trombofilia y trombosis

Se tratará en Cámara de Diputados de la Nación y podría beneficiar a toda la población santiagueña que padece del trastorno.
10/01/2019

Con el fin de apuntar a la prevención y tratamiento oportuno para todas las personas que posean o estén en riesgo de poseer trombofilia o trombosis, el diputado nacional, Diego Mestre junto la fundación cordobesa  “Trombofilia y Embarazo de alto riesgo” y la  Asociación Civil Trombofilia y Embarazo Argentino, presentaron  un proyecto de ley en la Cámara de Diputados de la Nación, para que se le otorgue un marco legal al tratamiento de estas enfermedades.

La ley presentada  a nivel nacional y a nivel provincial en Buenos Aires  y  Córdoba, incluye no sólo el trastorno en la coagulación de la sangre, es decir la Trombofilia, sino también la prevención de la  trombosis. Permitiría a miles de santiagueñas a detectar de manera temprana el trastorno que puede llegar a provocar la muerte prenatal.

Silvina Stabich, presidente de la fundación “Trombofilia y Embarazo de alto riesgo” dialogó con el Multimedio y explicó: “este proyecto está basado y trabajado con el veto que le dieron a la ley que no salió en 2018 por ser argumenta en contra por el grupo Caht” así mismo resumió los puntos de la fundamentación para vetar la anterior ley:  “en primer lugar era un proyecto de ley sólo para mujeres y en segundo lugar trataba  sólo de trombofilia como única causa de los abortos recurrentes cuando no es así”.

Los artículos más relevantes de la ley son: ARTÍCULO 2°: Objeto. La presente ley tiene por objeto garantizar la detección oportuna y diagnóstico de las trombofilias y la prevención de la trombosis, control, seguimiento y tratamiento en todas las personas que lo requieran. Por ello la presente ley regula las prácticas médicas involucradas. ARTÍCULO 7°: La Autoridad de aplicación deberá garantizar los accesos a todos los estudios y análisis hematológicos necesarios para la detección de los distintos tipos de trombofilia de alto y bajo riesgo, tanto congénitos como adquiridos. ARTÍCULO 8°: Los estudios y análisis hematológicos mencionados en el artículo anterior, así como todos los procedimientos de evaluación y diagnóstico necesarios, medicamentos, tratamientos, terapias de apoyo y contención psicológica, serán incluidas en el Programa Médico Obligatorio (P.M.O.), en el nomenclador provincial de prestaciones médicas y en el nomenclador farmacológico. La cobertura la debe brindar los Prestadores del Servicio de Salud de los ámbitos público, de la Seguridad Social (obras sociales) y privado (medicina prepaga). ARTÍCULO 11°: Se garantiza la detección y diagnóstico oportuno de la trombosis y de la trombofilia para aquellas personas que poseen antecedentes familiares hasta el tercer grado de ascendencia, estableciendo el criterio del profesional médico para solicitar los estudios correspondientes cuando lo considere necesario. Se establece la obligatoriedad para el profesional de la salud de indagar al paciente acerca de los mismos durante la consulta médica.

 

La historia de la santiagueña que lucha contra la trombofilia para ser madre

 Rebeca es una de las tantas santiagueñas que luchan contra la trombofilia para poder cumplir el sueño de ser mamá, y una de las pocas que conoce que padece éste trastorno en su sistema de coagulación.

Tiene treinta años y hace casi un año que está al tanto de que padece la enfermedad, luego de perder sus anteriores dos embarazos comenta que “justamente la ley pide que no tengas que pasar por perdidas para que recién te hagan el estudio, debería ser un control previo obligatorio”. Actualmente cursa su tercer embarazo y “automáticamente  me dijo la doctora que  tenía que inyectarme heparina una inyección por día” comentó al Multimedio. Su tratamiento comenzó cuando se enteró que padecía trombofilia, automáticamente se le suspendieron las pastillas anticonceptivas, ya que éstas están contraindicadas en éstas pacientes, ahora que está embarazada debe usar una inyección por día hasta que finalice su embarazo. La heparina se vende cada diez unidades, la cuales tienen un valor de $8.000, Rebeca en total necesita 32.000 mensuales para mantener su embarazo a salvo.

Rebeca explica esperanzada que “la ley pide que se haga el análisis de sangre para detectar la presencia de este trastorno de coagulación así como otros tantos estudios que se hacen una vez que la mujer entra en edad gestacional sin tener que perder bebés para que  recién el medico pida los estudios y la obra social los cubra”.

“La idea es q todas las mujeres puedan hacerse el estudio para descartar esta posibilidad y no perder a un hijo” concluyó. 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento