ERSA quiere tener el boleto más caro de todo el país
#DeNuncaAcabar

ERSA quiere tener el boleto más caro de todo el país

Exigen un incremento que el usuario no puede pagar, y en la sociedad se respira bronca
28/12/2018

Si en Santiago del Estero el boleto de colectivos pasa a costar los $ 40 que pide ERSA, pasaría a ser el más caro de todo el país, eso no es lo más grave, aún si costara 15 pesos menos de lo que pretenden los voraces empresarios del transporte en nuestra provincia, aún seguiría siendo el más alto de toda la Argentina.
La justificación de la empresa es la quita de subsidios al transporte que opera desde el Gobierno nacional. No obstante no existe un estudio de costos que justifique, de manera alguna, una suba tan radical de precios, que alcanzaría al 300%, algo jamás visto en la historia del país.
En el resto del país se están dando subas pero no tan radicales, el próximo mes, la tarifa mínima de colectivos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) aumentará de manera progresiva de los $ 13 actuales hasta llegar a $ 18 para los primeros tres kilómetros de tramo en marzo. El alza será escalonada por mes: $ 2 en enero y $ 1,5 en febrero y en marzo (se aplicará los días 15, salvo en enero, que subirá el 12).
Ayer, la ciudad de Córdoba pasó a tener el boleto de transporte urbano más caro del país. Los concejales aprobaron una suba de 37,6%, con lo que el costo será de $ 23,7 (hoy vale $ 17,22) y el valor pasó de ser el sexto entre los más altos, al primero. Detrás quedaron Neuquén, $ 21,50 (desde el 15 de este mes); Bariloche, $ 19 (hay una suba en debate); Río Gallegos, $ 19; Bahía Blanca, $ 18,95 y Rosario, $ 18,28.
Es decir que con los incrementos está muy lejos de lo que ERSA exige como precio mínimo en nuestra provincia.

La empresa ratifica que se va en enero

En la jornada de ayer, el gerente de ERSA Hugo Peralta habló sobre la prestación de servicio en la provincia y ratificó que “la postura hasta ahora de ERSA es que deja de prestar servicio el 31 de diciembre. Estamos a días de cerrar el año y no hay acuerdo”.
Recordemos que a principios de este mes, los empresarios amenazaron con abandonar el servicio si la Municipalidad de la Capital no aprobaba un aumento del 300% en el precio del boleto, pese a que ningún informe de costos, mínimamente serio, justifica un incremento de esa magnitud.
El gerente de la empresa sostuvo que la preocupación es generalizada, ya que “al resto de los empresarios les preocupa la quita de subsidios. El transporte quedaría muy mal, hablamos de un boleto que ronda los 40 pesos”.
Sin embargo, la situación se vuelve cada vez peor, puesto que 390 choferes quedarán sin trabajo y a ello se le suma que 70 mil usuarios quedarán a la deriva, generando una grave afectación a toda la sociedad capitalina, puesto que ERSA maneja el 80% del transporte público en la provincia.

Dirigentes barriales, en pie de guerra

Vecinos de distintos barrios de la ciudad manifestaron su rotundo rechazo al posible aumento del boleto de colectivo a 40 pesos, tal como pretende la empresa ERSA, ante la quita de los subsidios nacionales que comenzará a aplicarse desde el 1 de enero.
Mónica Milano, representante del centro vecinal “Por un barrio digno”, ubicado en el barrio Islas Malvinas, manifestó que “es irracional el pedido de los empresarios ya que, en un momento económicamente difícil, las familias más pobres serán terriblemente perjudicadas”.
Para Diego Acevedo, presidente del Club Social y Deportivo 2 de Abril, ubicado en el barrio Industria, indicó que “una suba del precio del boleto afectará principalmente a los que menos tienen”.
“Los empleados de comercio, estudiantes y población en general sufrirán un gran golpe en su salario, ya que muchos usan diariamente el servicio de transporte para trasladarse a sus hogares o a sus lugares de estudio o trabajo”, agregó.
Los vecinos también expresaron su preocupación porque la quita de los subsidios nacionales ya impactaron en otras provincias vecinas como Córdoba y Tucumán, en donde se acordaron subas en el boleto.

“Ellos pueden pedir lo que quieran, de ahí a concederles hay un paso muy grande”

El fiscal municipal, Martín Ramos, aseveró que el boleto de colectivos no costará 40 pesos, tal como pretende ERSA, la empresa que maneja el 70% de los corredores de la ciudad Capital.
“No es que el boleto va a subir a 40 pesos, eso solo es la propuesta de ERSA, la tarifa siempre está sujeta a revisión de la autoridad que, en base a un estudio de variables de costos, establece una tarifa que es la adecuada para la prestación de servicio, ellos pueden pedir lo que quieran, de ahí a que le concedamos hay un paso muy grande”, señaló el funcionario del Municipio.
No obstante, a la hora de referirse al precio futuro del boleto de colectivos, el fiscal del Municipio de la Capital aclaró: “Tenemos presente que la tarifa que hoy tenemos en Santiago es insostenible, a partir del 1 de enero la masa de subsidios que el Estado aportaba para el sostenimiento del transporte es el 70% de los costos operativos de la empresa, es decir que va a ser imposible mantener los $ 10,35 que es el valor actual de la tarifa, que de ninguna manera refleja los costos operativos”.
“La Nación —agregó— nos pasa la carga de afrontar esta situación de este problema sin dotarnos de herramientas financieras para hacerle frente”.
Para fijar la tarifa del boleto, se han hecho estudios de costos cuyos resultados no arrojan, de ninguna manera, que la pretensión de ERSA haya sido seria. “Tránsito y transporte tiene gente técnica que se ha ocupado de eso, tenemos un costo que, según esos estudios, harían viable nuestro sistema de transporte, que no es $ 40”.
Por otra parte, señaló que la Comuna no está en condiciones de otorgar una ayuda económica a las empresas.
“La Municipalidad no está en condiciones de otorgar subsidios al transporte, además no es su función”, concluyó.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    0%
    0 votos
  • No me gusta
    100%
    1 voto
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Dejar un comentario