Hoy, el sedentarismo y la obesidad ganan terreno
ALIMENTACIÓN

Hoy, el sedentarismo y la obesidad ganan terreno

Año tras años van avanzando los índices. No hay recetas mágicas: comer sano y hacer actividad física es sinónimo de buena salud.
29/09/2018

Modificar los hábitos alimentarios es elemental para mejorar la calidad de vida. “En Argentina está creciendo el sedentarismo: En 2005 los resultados dieron que el 45% de la población es sedentaria; en 2013 se extendió al 55% y en 2019 tendremos nuevas mediciones. Lo grave; es que de la mano del sedentarismo creció la obesidad del 14 al 20 por ciento”, sintetizó el Dr. Ricardo López Santi minutos antes de realizar el lanzamiento de la Campaña 100.000 Corazones para un Cambio Saludable 2018 en esta ciudad.  

El acto se realizó a las 20.30 en la Sociedad de Cardiología de Santiago del Estero donde ofreció una charla sobre “Prevención cardiovascular, un viejo desafió en un nuevo escenario”, destinada especialmente a los profesionales médicos.

¿Cómo se hace para dejar de vivir como vivimos.? La respuesta la sabemos todos, pero hay que aplicarla.
“Debemos intentar por todos los medios, darnos cuenta de que el ritmo de vida que llevamos no nos beneficia y ahí es donde debemos reformular nuestro estilo de vida. El darnos cuenta, permite reconocer que tenemos —por ejemplo— que alimentarnos más sanamente, hacer actividad física o descansar mejor”, afirmó en diálogo con Nuevo Diario, el director de la Campaña y coordinador del
Proyecto Comunidad SIAC.

El objetivo de la campaña es promover estilos de vida saludables y reducir muertes por enfermedades cardiovasculares favoreciendo la decisión individual y colectiva de generar cambios de conducta sustentables.

El nombre hace referencia a que cada año mueren en el país aproximadamente 100 mil personas por este episodio, muchas de las cuales podrían haberse evitado previniendo factores de riesgo como el consumo y exposición al tabaco y la falta de actividad física.

“Si uno suma sobrepeso más obesidad, el 58 por ciento de la población tiene alteraciones de peso y eso acarrea diabetes, hipertensión y enfermedades coronarias”, enfatizó.

Según el especialista, a menor nivel educativo y menor nivel de ingreso de la familia, más factores de riesgo aparecen porque se come lo que se puede: “mucho carbohidrato” y son los grupos más vulnerables.

En cambio, en los grupos sociales con nivel educativo mayor, hacen mejores opciones por sus posibilidades.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento