Agua, derroche y problema sin fin    

Una canilla que gotea puede perder hasta 80 litros en un día. Si es un hilo de agua, son 300 aproximadamente.

Periodista especializada en sociedad y clero.

(+ Info)
09/10/2017
A

brir la canilla para cepillarse los dientes o lavarse la cara, y la dejarla mal cerrada, es una práctica  “normal”. En la casa, en el restaurant, en la escuela o en la plaza; la gota eterna cae segundo a segundo. Todos miran, pero nadie hace nada.

El mal hábito, la mala costumbre o la falta de conciencia generalizada, hace que esto pase inadvertido para la mayoría.
Desgraciadamente son pocos los que se detienen a pensar cuantos litros de agua se derrochan detrás de esta acción desaprensiva. Una canilla que gotea puede perder hasta 80 litros en un día. Si es un hilo de agua, son 300 aproximadamente.

Con una simple acción, se puede evitar todo esto. Y una vez más, los ejemplos empiezan en la casa, de los mayores, que poco contribuyen.
Actualmente en la escuela, hay programas que apuntan a concientizar sobre el cuidado de los recursos naturales. Probablemente sean los niños quienes logren educar a los adultos obligándolos a corregir acciones.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) una persona no necesita mas de 100 litros de agua por día para satisfacer sus necesidades de bebida, aseo y limpieza del hogar.
En Santiago del Estero, cada habitante consume 300 litros diarios; dos veces más de lo que estipula  la OMS. Cada persona utiliza en las primeras horas del día entre 10 y 20 litros: Al cepillarse los dientes –con la canilla cerrada- se va medio litro y si deja el grifo abierto se van 10. La descarga del inodoro, 10 más. Y así…

Son varios los países que están en crisis, y obligados a nuevas estrategias para optimizar el vital elemento. Un caso mas cercano es Chile que está apostando a la reutilización.
De todos modos no hay que ir tan lejos, en las zonas rurales del país es palpable esta realidad que los urbanos no la sufren. Motivos para cambiar los hábitos sobran, hay que empezar con estos pequeñas acciones:

* No abrir la ducha y dejar correr litros y litros hasta que decidan entrar a bañarse.

*No dejar la manguera por horas y sin ningún tipo de control regando el jardín, además se recomienda hacerlo de noche. 

* No llenar la pileta de la natación con agua de red, si tienen perforaciones asignadas a tal fin.

* No dejar los baldes a llenar debajo de la canilla y olvidarse.

* Utilizar el detergente necesario para lavar los platos.

* Lavar las frutas y verduras en una fuente.

*  Arreglar las pérdidas.

*   No regar la calle con agua potable.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    100%
    7 votos
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento