Julieta Silva, cada vez más complicada por atropellar y matar a su novio rugbier
Homicidio

Julieta Silva, cada vez más complicada por atropellar y matar a su novio rugbier

La fiscal que leva adelante el caso, la imputó por homicidio doblemente calificado que podría tener una pena de prisión perpetua.
12/09/2017
J

ulieta Silva (29), la joven acusada de atropellar y matar a su novio rugbier Genaro Fortunato en San Rafael Mendoza, está cada vez más complicada. En las últimas horas trascendió que la fiscal que lleva adelante el caso la imputó por "homicidio doblemente calificado por el vínculo de pareja y su comisión por alevosía".

Fuentes judiciales y del Ministerio de Seguridad informaron a Télam que la joven continuará detenida en la penitenciaría de San Rafael tras ser dada de alta del hospital Schestakow.

Previamente, Rossi había dicho en conferencia de prensa que los psiquiatras de ese centro asistencial en el que estuvo internada le recomendaron que no podía declarar por la circunstancia emocional y por eso se suspendieron los plazos que estaban corriendo para hacerle conocer la imputación.

"El auto que manejaba la ciudadana Silva efectivamente atropelló a este chico Fortunato", dijo Rossi y aseguró que se basó en "testigos presenciales".

La fiscal desmintió que haya habido "dos embestidas" como sugirió una versión en la que se afirmaba que la conductora lo chocó, luego giró en un U y lo volvió a atropellar.

Lee también: Rugbier muere al ser atropellado por su novia

"La investigación se encuentra bastante avanzada, en el lugar del hecho trabajó Policía Científica, que hizo las pericias correspondientes; también se perició el rodado para establecer la mecánica del accidente", dijo Rossi.

Además, la funcionaria judicial contó que "se tomaron declaraciones testimoniales y a los familiares" y que se hicieron relevamientos en la zona para ver si obtenían imágenes de una cámara de seguridad que haya captado el momento del impacto.

La fiscal añadió que la víctima "murió por aplastamiento de cráneo", aunque aclaró todavía no tenía "la necropsia" y si bien aseguró tener "elementos para acreditar el hecho" aún "queda mucha prueba por producir".

El hecho se registró el domingo, cerca de las 6, cuando el rugbier salió de un local nocturno "La Mona", ubicado en calle Hipólito Irigoyen y El Chañaral, de San Rafael, localidad situada a unos 230 kilómetros al sur de la capital provincial.

Según algunos testigos, “cerca de las tres, él recibió un mensaje de texto de otra chica, Agostina Quiroga, que salía antes con él y que está embarazada de cuatro meses. Genaro y Julieta empezaron a discutir por ese mensaje, empezaron a pegarse, agresivamente, dentro del boliche”.

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Dejar un comentario