Una modificación en las normas de la Iglesia podría hacer santa a Mama Antula
En agosto se cumplirá un año de la beatificación de Mama Antula.
Primero en NDW

Una modificación en las normas de la Iglesia podría hacer santa a Mama Antula

La iniciativa es del papa Francisco, y abre una tercera vía para la beatificación y canonización.
12/07/2017
L

a Iglesia Católica anunció la modificación en una de sus normas para canonizar a quienes llevaron una vida ejemplar. Desde hoy, morir heroicamente por los demás es un nuevo camino a la santidad.

Esto, en la causa por la canonización de María Antonia de Paz y Figueroa, representaría un gran paso debido a que antes se debía presentar un milagro atribuido a la beata, y pasar por las instancias de evaluación, para finalmente ser declarada santa.  

El papa Francisco anunció este "motu proprio" que abre una tercera vía a la beatificación y la canonización, los dos escalones al altar de la santidad.


Protagonistas de este camino son los cristianos que, estimulados por la caridad, ofrecen heroicamente sus existencias por el prójimo. Se agrega así la tercera vía al procedimiento de la Iglesia para declarar la beatitud primero y la santidad después.

Hasta ahora, la congregación que define las causas que llegan de todo el mundo, iniciadas a nivel de las diócesis, son el martirio y el vivir en forma heroica las virtudes cristianas, los que hacen partir derecho a los altares a los candidatos a la santidad. El "motu proprio", que en el lenguaje en latín de la Santa Sede quiere decir una iniciativa por voluntad exclusiva del Papa, lleva el título de "Maiorem hac dilectionem" sobre la oferta de la vida.


En el documento se lee que “son dignos de especial consideración y honor” los cristianos que siguiendo de cerca las enseñanzas de Cristo han ofrecido voluntariamente la vida por los otros y que han perseverado hasta la muerte en este propósito.

Esta es una “verdadera, plena y ejemplar imitación de Cristo”. Morir heroicamente, como gesto sugerido y sostenido por la caridad merece la admiración que la comunidad de fieles reserva, dice el documento de Francisco, “a aquellos que voluntariamente aceptan el martirio de sangre o han ejercitado en grado heroico las virtudes cristianas”.

El “motu proprio” del pontífice argentino establece la necesidad de que sea verificado, “al menos en grado ordinario”, las virtudes cristianas antes del ofrecimiento de la vida”.

Para la beatificación, es necesario verificar un milagro tras la muerte del protagonista del gesto heroico cristiano. Monseñor Marcello Bartolucci escribió ayer en el diario vaticano “L’Osservatore Romano” que “últimamente la Congregación para la Causa de los Santos se ha puesto la demanda si no merecen la beatificación aquellos Siervos de Dios que, inspirados en el ejemplo de Cristo, hayan libremente ofrecido e inmolado su vida por los hermanos en un supremo acto de caridad”, que haya sido causa directa de su muerte.

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos