Murió Irma Abraham, la
Foto: La Gaceta
Tucumán

Murió Irma Abraham, la "madama tucumana" que inventó haber visto a "Marita" Verón

Llegó a la Argentina en 1932. La "madama" es oriunda de Siria. Pese a que no tuvo hijos, crió 10 niños como si fueran suyos.
14/03/2017
L

a “Madama Tucumana” Irma “La Turca” Abraham falleció hoy a los 89 años. Tenía tres conocidos moteles en Tucumán y en 2012 declaró en el juicio por María de los Ángeles Verón, alias “Marita”.

Irma llegó a la Argentina en 1932 junto a sus padres. Oriunda de Siria, “la turca” se casó dos veces y tuvo otra pareja, aunque esta vez no dio el “sí”. Pese a que no tuvo hijos biológicos, cerca de 10 niños estaban a su cargo, como si fueran propios.

Leé también

En los años ’70 fue propietaria de El Paraíso en San Javier y luego fue dueña de los moteles Sideral, Halley y OVNI. Este último, ubicado en El Manantial, fue el primero en abrir y hace unos años se transformó en un hotel familiar para poder afrontar los impuestos, señala el diario Los Andes.

Durante cuatro décadas en el negocio afirmó que tuvo que aprender a modernizarse. "Recuerdo que me resistía a poner películas porno (en los moteles), pero tuve que traerlas porque la gente la demandaba. También fui pionera en incorporar el jacuzzi y el kamasutra. Con esto último tuvimos una mala experiencia: un hombre grande, habrá tenido 90 años, casi se nos muere de un paro cardíaco, así que decidimos sacar ese servicio", confesó durante una entrevista que le realizó el diario tucumano La Gaceta.

El relato sobre “Marita”

Insistió en declarar ante la Justicia que “Marita” Verón había ido a verla dos días antes de ser secuestrada y prometió revelar lo que supuestamente le había dicho. Pero el relato fraguado, sumamente breve, no sirvió ni siquiera a los abogados defensores de los imputados por la desaparición de la hija de Susana Trimarco.

Leé también: Susana Trimarco pide buscar a su hija “Marita” Verón en Los Ardiles

Sostuvo que “Marita” la llamó por teléfono para encontrarse con ella, y se reunieron en su auto, cuando iba camino al Cementerio del Oeste. El fiscal Manuel López Rougés quiso saber cómo se había vestido la testigo: “Muchas veces salgo en camisón, me pongo el 'tapamugre', así que no me acuerdo si me había puesto el pantalón, o ropa de vestir, o el 'déshabillé'”.

Inventó que “Marita” le contó “que estaba cansada del trato que le daba su madre, y “que su madre le ha dicho que no iba a tolerar que le criara otra hija más. “En pocas palabras, me dijo mucho”, trató de convencer, para justificar un diálogo de “20 minutos a media hora” en el que “Marita” no le pidió nada. Y negó tener ninguna información sobre su destino.

Leé también: “Están condenados por lavado, tráfico de armas y drogas, no por trata"

Sus comentarios espontáneos generaron sonrisas entre el público, e incluso en la madre de la víctima. Como cuando contó, por ejemplo, sus actividades en los albergues transitorios.

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento