La copa menstrual, en reemplazo del tampón
Alternativa.
La copa menstrual es un recipiente que se inserta en la vagina durante la menstruación para depositar el flujo del período.
Ellas

La copa menstrual, en reemplazo del tampón

Se destaca por el ahorro económico que significa y por su contribución al cuidado del medio ambiente. Cada vez más mujeres las eligen.
19/02/2017
E

n los últimos tiempos se ha convertido en una opción para muchas mujeres que buscan nuevas alternativas a usar durante su período. Mientras que hay otras que aún no se animan a usarlas y posiblemente sea por no saber de qué se trata. Te contamos qué es y cómo se usa.


Es un dispositivo reutilizable para la higiene íntima que recoge el flujo menstrual durante la menstruación. Existen varios modelos disponibles en el mercado fabricados en distintos materiales —látex, silicona o plástico quirúrgico—. Es reutilizable y puede durar alrededor de 10 años con el mantenimiento adecuado.


El modelo más cómún de copa menstrual es en forma de campana; otro tipo de modelo menos común, realizado en polietileno tiene la forma del diafragma. Por ser muy flexible y suave, el modelo desechable se puede utilizar durante las relaciones sexuales (aunque no es un anticonceptivo y no debe utilizarse con esa finalidad). Se adhiere a las paredes vaginales sin ningún inconveniente, adaptándose a cualquier movimiento y acumulando todo el flujo en su interior. Además, existen diversos talles que se adecúan a cada anotomía del cuerpo femenino.


Las copas menstruales se insertan en la vagina. No son porosas, absorbentes ni fibrosas, por lo que no arañan ni secan las paredes vaginales. No desestabilizan la capacidad natural de auto-limpieza, no son incómodas de extraer durante los últimos días de la menstruación ni dejan restos de fibras.


Ya que las copas se pueden utilizar en cualquier momento del mes, la mujer puede practicar la inserción y extracción cuando no está menstruando para habituarse. Las copas menstruales en forma de campana pueden adelantar la menstruación uno o dos días debido al suave efecto de succión que producen. Algunas mujeres han informado de menstruaciones más cortas debido también a este mismo efecto.


Las copas requieren ser cambiadas (o vaciadas) con menos frecuencia que los tampones o las compresas. Su capacidad es de 30 ml, que constituye la tercera parte del volumen de sangre que pierde una mujer en cada menstruación por término medio, por lo que pueden permanecer hasta 12 horas sin necesidad de vaciar.


Las molestias suelen aparecer mas las primeras veces en utilizarla al colocarla o quitarla, pero con una buena técnica y un poco de paciencia las primeras veces, no suele haber problema, no la tenemos que notar y no nos tiene que interferir en las actividades que se suelen realizar cotidianamente.


Es importante destacar que, este no es un método anticonceptivo. Puedes usarla si llevas DIU o anillo anticonceptivo. No puede usarse en las relaciones sexuales con penetración.
Especialistas las recomiendan indicando que es muy cómoda, te permite realizar todas tus actividades sin problemas, puedes nadar, correr e incluso dormir con ella.


Al momento de reservarlas, guarda la copa menstrual en envases herméticos o de cristal. Ubícala siempre en un lugar adecuado libre de temperaturas extremas (mucho calor o mucho frío) y siempre dentro de una bolsita de algodón. A partir de estos ítems, puedes analizar ahora si te conviene o no su uso.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento