La economía, factor clave para el año electoral
Guido Braslavsky
Guido Braslavsky.
Oficialismo versus oposición

La economía, factor clave para el año electoral

Guido Braslavsky
02/01/2017

Si la economía sigue demorando la recuperación, 2017 será un año complicado para el Gobierno.
Por ser un año electoral se espera como algo lógico, dificultades para hacer acuerdos en el Congreso, donde el oficialismo tiene minoría en ambas cámaras y en 2016 pudo anudar amplios consensos, si bien con muchas concesiones a la oposición, como se vio en las leyes de pago a los buitres, de blanqueo, de Presupuesto o la reforma de Ganancias.


Pero las principales espadas legislativas del oficialismo verían de buen grado “bajar la persiana” del Congreso, según comentó uno de estos referentes con ironía, anticipando los tiempos duros por venir.


Los cálculos dicen que con una gran elección Cambiemos no superaría el centenar de diputados (hoy son 87).
El debate por Ganancias anticipó justamente el año 2017.


La “oposición razonable” de Sergio Massa y de otros actores peronistas no kirchneristas, ya tiene otros cálculos.
En la Provincia de Buenos Aires, como siempre sucede, se jugará la batalla clave por el poder.
En la oposición se consolida el acuerdo Massa-Margarita Stolbizer.


El oficialismo llevaría a Jorge Macri o a su compleja acompañante, Elisa Carrió. ¿Y Cristina Kirchner? Muchos creen, Massa entre ellos, que será candidata pero en Santa Cruz.


Mala noticia para el cristinismo y La Cámpora, que no tendrían la misma fuerza para lograr bancas si su jefa política se corre al lejano Sur.
El ala política del macrismo cree que el Gobierno debería “levantar” a Florencio Randazzo. Que deben “trabajar” para dividir al peronismo. Ruegan para que juegue Cristina.


Pero la Casa Rosada parece estar en otra cosa. Minimiza “lo territorial”. “Marquitos” (por Marcos Peña, jefe de Gabinete) es el más escuchado por Macri, el que traza la estrategia. “Marquitos” mira a facebook y las redes sociales, y los “focus group” (una decena de personas que opinan alrededor de una mesa) del ecuatoriano Durán Barba.


¿Le alcanzará? El ala política, derrotada hasta ahora, cree que podrían estrellarse contra la pared. Pero algún mérito deberá reconocerse a Peña, secretario de Gobierno porteño a los 29 años a los 38, jefe de Gabinete.


El despido de Alfonso Prat-Gay fue otro punto para Peña. Se consolida un gabinete más homogéneo de técnicos (como lo son Luis Caputo y Nicolás Dujovne). Analistas de todos los colores dicen que al Gobierno le “falta política”.


Prat-Gay era el economista más político del Gabinete, con varios años en el Congreso que incluyó una alianza electoral con Victoria Donda. En esa visión más política, Prat-Gay representó el “gradualismo” en las medidas tomadas por el Gobierno en 2016.


Muchos creen que viene una etapa de ajuste más duro, buscando equilibrio fiscal, que en un contexto recesivo como el actual podría tener fuertes consecuencias sociales.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento