15 de febrero

Día del redactor publicitario

Escribir es mucho más que ponerse delante de un papel o un ordenador, juntar palabras y reunirlas en ideas comprensibles. Necesita de un proceso de aprendizaje y un estado de ánimo.
14/02/2016
M

añana, en Argentina, se celebra el “Día del Redactor Publicitario”, también llamado Copywriter. Se trata de una jornada dedicada a los especialistas de la escritura publicitaria, a aquellos “venden” mediante la palabra escrita.

El trabajo de un redactor publicitario consiste en adaptar la información que las empresas, personas o instituciones desean dar a conocer a su público. En términos analógicos, es la correa de transmisión que media entre al anunciante (cliente del redactor) y su público (clientes de la empresa, persona o institución). Es decir, “debe comunicar de forma clara, breve y brillante aquellos conceptos o ideas que su cliente desea transmitir”.

El redactor publicitario no puede hacer el trabajo de un diseñador o de un encargado de marketing, pero a su vez, ninguno de estos dos, ni el cliente, puede suplir al primero. Aunque la redacción publicitaria no es un recurso demasiado utilizado en la actualidad, es un artífice esencial de la comunicación.

La importancia de esta actividad radica en que elabora los textos en función de los objetivos. Para eso, aplica distintos criterios y utiliza los vocablos, la estructura y el tono correcto para lograr el cometido del anunciante. De esta forma, quien trabaje con un redactor publicitario contará con una ventaja fundamental y diferenciadora, que lo pondrá en una situación preferencial. Aquel que cuente con este profesional, logrará una comunicación mucho más efectiva y fluida con sus clientes, que se traducirá en el logro de sus metas de forma más rápida, significativa y por consiguiente, más económica.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Dejar un comentario