La edad de inicio de consumo de drogas es de 11 a 8 años
Drogas
El consumo crece
Afirmaron comenzar precozmente

La edad de inicio de consumo de drogas es de 11 a 8 años

Desde el Observatorio plantean que en la niñez se establece el “primer contacto” con sustancias.
10/01/2016
S

egún datos del Observatorio con el que cuenta la Dirección General para el Abordaje Integral de las Adicciones (Digaia), el 48,4% de los que demandan tratamiento comenzaron a consumir entre los 8 y 13 años de edad. En segundo lugar se encuentra la franja etaria de los adolescentes de 14 a 17, con el 38,8%.


“Es en la niñez donde prevalece el primer acercamiento y contacto con las sustancias psicoactivas de los pacientes demandantes de tratamiento”, plantearon desde el organismo.
A su vez, explicaron que quienes ingresan a rehabilitarse en los primeros años de consumo tienen mayor facilidad para salir de la problemática. Por el contrario, aquellos adultos, cuya edad de iniciación fue muy temprana y recién hoy ven la posibilidad de acceder a un tratamiento, deben esforzarse más para llegar a la meta. Porque no se trata de “un problema que comienza recién en sus vidas; muchas veces tienen que intentarlo más de una vez”, comentaba la Prof. Claudia Tarchini, titular de la Digaia.

Niños


En la mayoría de los casos en los que un niño empieza la rehabilitación, es por una derivación de los docentes con los que se trabaja de forma permanente en prevención.
Están capacitados para detectar posibles situaciones relacionadas a la problemática de adicciones y a menudo solicitan ayuda y asesoramiento en la institución ubicada en Salta 270.
También son derivados del Centro Provincial de Salud Infantil (Cepsi) y de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia, otras reparticiones y particulares.
La problemática, según expresó la Lic. Alejandra Jiménez, “es preocupante porque en cuestión terapéutica es un logro el hecho de que puedan acceder al tratamiento, pero en cuestión social no tendrían que estar acá, sino en la escuela, estudiando”.
Lo que manifiestan acerca del acceso a las sustancias es que “la droga está a disposición de todos y que no hace falta ir a una farmacia con un recetario”.

Una gran mayoría de los pacientes tiene problemas de “policonsumo”

El “policonsumo” (consumo de 2 o más sustancias psicoactivas) es la modalidad que prevalece entre la población que recibe tratamiento en las distintas dependencias de la Dirección General para el Abordaje Integral de las Adicciones (Digaia). Su Observatorio muestra un porcentaje del 64,9 para estos casos, por encima del monoconsumo (consumo de una sustancia psicoactiva).


Cuando se trata de la “frecuencia de consumo”, el 73,9% de los pacientes afirma hacerlo “diariamente”, mientras un 88,3% lo hace de forma “semanal” y no se presentaron casos de consumo “ocasional”.


En cuanto al análisis de las relaciones familiares de la población estudiada, los datos muestran que el 38,8% presenta relaciones “aceptables”, existe un importante porcentaje de vínculos “inestables”, “inexistentes” o con rasgos de violencia, alcanzando entre ellos más del 39%.

Observatorio


Esta área de investigación desarrolla de forma continua un estudio epidemiológico bajo la modalidad de “Registro Continuo de Pacientes”. Se realiza desde 2011 con el objetivo de reunir datos y conocer el perfil socio-demográfico de los pacientes.
Se trata de una herramienta vital de seguimiento, formador de tendencias y patrones en aspectos relevantes al consumo de sustancias psicoactivas, desde el cual se pueden inferir posibles hipótesis para realizar mejoras en los dispositivos de asistencia.

El número de adictas se duplicó

En 2014, la Dirección General para el Abordaje Integral de las Adicciones (Digaia) brindó asistencia a unas 20 mujeres. En 2015, fueron 50 las que solicitaron ayuda para terminar con el consumo de drogas.


“La mayoría son mamás, tenemos casos de chicas que han ingresado de 13 años y han quedado embarazadas durante el tratamiento. Han dejado de consumir y se están haciendo cargo de su maternidad, igual nosotros seguimos con el acompañamiento”, manifestaba la Lic. Alejandra Jiménez, a cargo de la coordinación y tratamiento del grupo de mujeres.
El abordaje de las adicciones en “ellas” resulta ser mucho más complejo que en el caso de los varones. La titular de la Digaia, Prof. Claudia Tarchini, explicó: “Cuando los varones comienzan tienen a una mamá que acompaña, una abuela, una novia. En cambio, las mujeres vienen solas, son juzgadas a la hora de ser acompañadas y han sido víctimas de violencia.

Galería de noticia
Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    100%
    1 voto
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me es indiferente
    0%
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento