TOPLESS Y EL  RIESGO DEL  BRONCEADO EN ESA  ZONA
Salud.
El asunto de la prohibición o autorización del topless no es lo único que hay que considerar a la hora de decidir hacerlo.
Vida Sana

TOPLESS Y EL RIESGO DEL BRONCEADO EN ESA ZONA

Una especialista recomienda que debes tomar las debidas precauciones para evitar pasar un mal rato en términos de salud.
19/02/2017
A

muchas mujeres se les ha pasado por lo menos una vez por la cabeza la idea de tomar sol en topless. ¿Qué se sentirá? ¿Será cómodo? ¿Qué pasa si me quemo?, son algunas de las dudas que surgen al momento de evaluar la opción. En algunos casos, la idea no pasa más allá, y en otros sí se cumple, aunque la mayoría de las veces en playas del extranjero donde no “haya nadie conocido” y, además, tomar sol sin la parte de arriba del bikini esté permitido, para evitar ser denunciadas como ocurrió recientemente en Necochea. Pero el asunto de la prohibición o autorización del topless no es lo único que hay que considerar a la hora de decidir hacerlo, ya que tomar sol sin la parte de arriba del bikini puede volverse una real pesadilla, si es que no se toman las debidas precauciones para resguardar la zona del busto de los peligrosos rayos UV.  Es importante destacar, eso sí, que exponer los senos al sol no tiene ningún beneficio particular para la salud y hacerlo implica los mismos riesgos que se corren al asolear cualquier otra parte del cuerpo.


Asimismo, es posible que muchas piensen que la piel de las mamas es más delicada que la del resto del cuerpo, pero no es así. “La piel del tórax en general es bastante similar y la del busto no es más delgada”, asegura Verónica Catalán, dermatóloga de Clínica Alemana. Sin embargo, la especialista aclara que el complejo aureola-pezón sí es diferente. “Esa piel es un poquito más delicada, porque es mucosa, es como los labios (...) No tiene el estrato córneo, que son las escamas de la piel, entonces es más delgada”, explica la especialista. Catalán sostiene que más que el tema de la sensibilidad de la piel, lo primero que hay que tomar en cuenta si se quiere hacer topless por primera vez, es que el busto no es una zona crónicamente expuesta al sol, a diferencia de lo que ocurre -por ejemplo- con los brazos o el rostro.

Propenso a quemaduras

Las áreas acostumbradas a recibir los rayos UV desarrollan lo que se denomina “pigmentación facultativa”, lo que en otras palabras significa que tienen una mayor coloración que de alguna manera las protege de sufrir un daño agudo al exponerlas al sol.


“Si de la noche a la mañana se pone una mama al sol y esta nunca ha estado expuesta, esa piel es más blanca, por lo tanto va a tener más riesgo de quemadura”, explica la dermatóloga.
De esta manera, la principal -y única- recomendación médica para una mujer que decide hacer topless por primera vez, es aplicarse generosa y activamente protector solar, “como si fuera la piel de un niño”, dice Catalán, y poniendo especial énfasis en la zona de la aureola-pezón.

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Dejar un comentario
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento