El novedoso blanqueo que prepara Nicolás Dujovne para que crezca el empleo
EL PAIS

El novedoso blanqueo que prepara Nicolás Dujovne para que crezca el empleo

El ministro de Hacienda adelantó su intención de reducir el “impacto que tienen los impuestos al trabajo”, a través de un proyecto para promover el empleo formal.
05/01/2017

En la entrevista que el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne brindó a Infobae, hizo mención por lo menos tres veces a la frase "tenemos una economía donde el 35% de la misma está en negro". Pero además Dujovne señaló el éxito de la Ley de Sinceramiento Fiscal y Pago a los Jubilados o blanqueo de capitales. Ésta le permitió al Gobierno sincerar un total de unos USD 97.000 millones de activos no declarados en la Argentina y en el exterior, que a parir de este año empezarán a pagar impuestos en la Argentina. Ese monto representa casi la mitad del dinero fugado del sistema financiero  que contabiliza el INDEC en sus recientes estimaciones.

Con el impulso del blanqueo que recién finalizará el 31 de marzo próximo, Dujovne ha comenzado a trabajar, junto a su equipo económico, para anunciar en los próximos días un nuevo y novedoso blanqueo: el blanqueo laboral, al que sumará luego una reducción o eliminación de los llamados impuestos distorsivos para reactivar la economía.

El mismo, según pudo investigar Infobae, estará apoyado en lo que empiezan a llamar una futura "Ley de Reforma Tributaria Integral y de Sinceramiento Laboral". Dujovne ya se ha reunido en esta semana con el ministro de Trabajo Jorge Triaca y con el titular de la AFIP Alberto Abad. Y en los próximos días comenzará a reunirse con los legisladores para comenzar a trabajar sobre ese proyecto de Ley que sería enviado al Congreso después del 1 de marzo, cuando el presidente Macri inaugurará las sesiones legislativas de este año.

Entre los puntos que se estudian figuran una reducción de los aportes patronales con un techo del 35%, una baja del IVA del 21 al 18% -el valor que tenía en el 2001-, y la reducción o eliminación del impuesto a los débitos bancarios. Los números del Gobierno muestran que estos impuestos están repartidos de la siguiente forma: unos $400.000 millones por la recaudación del IVA, que es del 21%, aproximadamente otros $300.000 millones es lo que percibe el Gobierno por aportes patronales, y otros $100.000 millones que se recaudan por el impuesto a los débitos y créditos bancarios. Estos son los números de recaudación de esos impuestos para el 2016 que dio a conocer esta semana la AFIP.

Leé también: Germán Garavano: "El presidente está de acuerdo en dar está discusión"

"Estamos mirando todo esos impuestos y trabajamos en una reforma integral para eliminar impuestos distorsivos que frenan la producción, el crecimiento y el consumo, manifestó el lunes a Infobae el ministro de Hacienda. Por otro lado, el funcionario adelantó que va a "proponer una reforma tributaria integral y mi  obsesión es lograr bajar el nivel de informalidad de la economía argentina".

Además destacó que "el 35% es informal, en buena medida porque hay algunos sectores que no pueden enfrentar la carga tributaria. Los impuestos al trabajo son ridículos. Tenemos una sobretasa del 40% por encima del salario de bolsillo, entre las contribuciones personales y patronales. Sobre eso, después el empleado tiene Ganancias. La proporción de la carga impositiva en relación al salario de bolsillo es muy grande y atenta en contra de la formalidad. El impuesto al cheque también atenta en contra de la formalidad. Tenemos muchos objetivos fiscales a la vez".

La intención de Dujovne, ya trasmitida a su equipo, es comenzar a trabajar en una rebaja generalizada de los aportes patronales para las contrataciones de personal y luego en la reducción y hasta la eliminación de impuestos distorsivos. Pero lo más importante para el Gobierno es el llamado "blanqueo laboral". El plan buscará reducir los aportes patronales hasta por lo menos el 2019, a partir del momento en que se contrata al trabajador.

La idea es generar un mecanismo para reducir los costos de contratación de los asalariados en términos de aportes y contribuciones a la seguridad social de las empresas. El Gobierno garantizaría que serán respetados todos los derechos laborales de los trabajadores. En este caso se buscarían lograr tres objetivos simultáneos. En primer lugar que las empresas contraten más trabajadores, ya que sería hasta un 25% la rebaja que se produciría para tomar un nuevo empleado. En segundo lugar, reducir la tasa de desocupación, y en tercer lugar, reducir la economía informal.

"Me preocupa mucho el impacto que tienen los impuestos al trabajo. Los ingresos de los que trabajan en el sector informal de la economía son la mitad de los que lo hacen en el sector formal. Y esto sin contar que los primeros no tienen protección en caso de despido, ni tienen obra social. Éste un objetivo importantísimo: una reforma tributaria que incorpore más trabajadores al sistema formal, por motivos de equidad y de aumentar la base de recaudación", comentó Dujovne a Infobae.

 

 

 

 

Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me Gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me es indiferente
    %
    0 votos
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento