Redes:
27.11.14
Jueves | 16:20 hs
31ºC
Bienvenido

Fútbol y solidaridad para todos

La escuelita de fútbol infantil ??Santiago del Estero??, que dirige César Pintaudi, en el barrio Autonomía, compite a nivel provincial y ayuda a través de la Fundación ??Honrar la Vida??.
Pasión de multitudes es como se lo denomina al fútbol, este hermoso deporte que es el más popular en nuestro país; seguramente porque en cada rincón de la Argentina se vive el fútbol con mucho fervor y lo practican desde los más chicos hasta los más grandes, ya sea en los grandes estadios o en los famosos ??potreros??.


Santiago del Estero no es la excepción, ya que en una humilde canchita de tierra, trazada por las propias manos del profesor César ??Teddy?? Pintaudi, funciona la escuelita de fútbol infantil ??Santiago del Estero??, ubicada en el barrio Autonomía de ciudad Capital, donde se divierten y desarrollan sus habilidades alrededor de ochenta alumnos desde las categorías 2000 hasta la 2008.


Fundación
Esta escuelita se creó un 27 de abril del año 2011, con sólo diez chicos, y pese a su corto tiempo de vida ya consiguió muchos logros en lo deportivo, consagrándose campeones en varias de sus categorías. 


Actualmente representa a la Capital en la Liga Provincial de Fútbol Infantil (Lipfi), que se disputa entre equipos de diferentes localidades de la provincia.


Esta entidad no sólo trabaja en lo deportivo, sino también en lo social, debido a que se complementa con la Fundación ??Honrar la Vida??, que preside también el profesor Pintaudi, ayudando a los chicos más carenciados de los distintos lugares de Santiago, donando alimentos no perecederos, ropa o alguna otra ayuda; como también a las diferentes zonas del interior, adonde constantemente están viajando a jugar los partidos oficiales de la liga. 


??Todo ello es posible gracias a la ayuda del Gobierno de la Provincia, que siempre está apoyando a la fundación antes mencionada y al deporte en general??, dijo una integrante de la comisión.


Los comentarios estan sujetos a aprobacion del moderador