Redes:
28.11.14
Viernes | 18:30 hs
35ºC
Bienvenido

Un grupo de madres luchadoras se une para dar su amor a los niños

Con la ayuda de comerciantes, familias y particulares, el comedor de este populoso barrio acerca una solución a unos 50 pequeños.
Afincado en el norte de nuestra ciudad, un nutrido grupo de vecinos y estudiantes se arrimaron hasta la calle Pancho Ramírez, de este populoso barrio, para hacernos conocer su vida diaria, sus esfuerzos y lucha conseguidos con desvelos incansables.

El sector habitacional está comprendido entre la Calle 100, al límite del Bosco III y Juan Felipe Ibarra; luego avenida Antenor Alvarez (separándolo del Huaico Hondo), Sexto Pasaje y Ruta 9.
Gran parte del barrio está compuesto por familias numerosas, conformada por 3 a 6 niños cada grupo familiar, según estimación de los propios vecinos.

Los principales ingresos económicos de las familias son a través del trabajo que desarrollan las madres mediante servicio doméstico y los padres sostienen la economía familiar con la albañilería y emprendimientos independientes.

Convivencia
Sobre calle Pancho Ramírez, el Multimedio Nuevo Diario y LV11 fue recibido por un grupo de madres del comedor del barrio quienes, jornada tras jornada, se unen para sacar adelante a un espacio que sirve de gran ayuda para cientos de familias de escasos recursos de la zona. Sus sueños se construyen a partir de un esfuerzo que se hace notar diariamente, a partir de la noble contribución que distintas instituciones, comerciantes y vecinos del barrio Jorge Newbery colaboran para este comedor, como una manera de servir con este importante espacio de contención y alimentación para los niños.

En el patio del hogar de Paola se reciben a cerca de 50 niños de familias muy carenciadas que los lunes, miércoles y viernes comparten un plato de comida, aunque su casa nunca descansa de recibir a los niños que cenan en un patio que aún no tiene techo y espera la colaboración de aquellos que puedan dar una mano.

Ayuda especial
'En este sector, las familias nos ayudamos como podemos, siempre y cuando esté a nuestro alcance', señaló Vilma.
Por eso, el gesto de Amalia, del barrio Jorge Newbery, es un claro ejemplo de unidad entre vecinos. Las madres que brindan su empeño diario al comedor, reconocen el trabajo de Amalia, una de las personas que se encarga de conseguir los alimentos necesarios para la cena de cada día en el comedor, con la valorable colaboración de una remisería, el Banco de Alimentos de Santiago, una panadería y varios negocios e instituciones del barrio Jorge Newbery.

Solicitan servicios básicos
El sector visitado por LV11 cuenta con luz domiciliaria, pero no llega el alumbrado público. Tampoco cuenta con servicios básicos como gas domiciliario y cloacas, por lo que solicitaron una pronta respuesta de las autoridades.
Los comentarios estan sujetos a aprobacion del moderador