Redes:
23.11.14
Domingo | 19:03 hs
33ºC
Bienvenido

La Mamá de Natalia Fraticelli dejó escrito que se mató "para volver a ver" a su hija

En una de las cartas que se encontraron hoy en el mismo lugar que Graciela Dieser apareció muerta, la mujer habría escrito que se quitó la vida porque "extrañaba" a su hija Natalia.

Cuando fue hallada agonizando en la bañera de su departamento, Dieser había dejado cuatro esquelas "prolijamente expuestas en el baño", dijo uno de los investigadores del caso que estuvo en el lugar.
"Uno de los escritos estaba destinado a su hijo, Franco Fraticelli; otro a su actual pareja, Daniel Aguilar; una al juez; y el restante a una familiar", reveló un vocero de la pesquisa.
De todas las notas, la única que se abrió fue la que iba dirigida al juez del caso, Carlos Stegmayer. "Decía que Natalia la visitaba todas las noches, que ella no aguantaba más lo que la extrañaba y que la determinación de matarse fue para encontrarse con ella", detalló la misma fuente.
El jefe de la Unidad Regional V de la Policía de Santa Fe, Marcelo Bianciotti, confirmó que Dieser, quien estuvo más de seis años presa por la muerte de su hija, vivía en Rafaela desde que fue excarcelada en el 2009 y había formado una nueva pareja con un hombre que tenía un hijo.
En el día de hoy, su novio y su hijo salieron a las 7 de la mañana de la casa, pero el menor regresó dos horas después a la vivienda. Fue entonces cuando encontró muerta a la madre de Natalia.
El jefe policial aseguró a la agencia Télam que la muerte "se produjo por una ingesta de medicamentos" y adelantó que en el día de hoy se realizarán los peritajes correspondientes para intentar establecer qué fue lo que la mujer tomó.
El cuerpo de Dieser ya se encuentra en la morgue del hospital Jaime Ferré, de Rafaela, donde esta tarde se realizaba la autopsia que determinará las causas de la muerte.
La familia Fraticelli fue por primera vez tapa de los diarios cuando Natalia, hija del matrimonio, apareció muerta el 20 de mayo del 2000 en su habitación de la casa en la que vivía con sus padres en la calle San Juan 340 de la ciudad santafesina de Rufino.
Los forenses que participaron de la pesquisa determinaron que la adolescente presentaba síntomas de asfixia. Desde el inicio de los peritajes se manejó como principal hipótesis que sus padres estaban relacionados con su muerte.
Dos años después, el 14 de mayo de 2002, Fraticelli y Dieser fueron condenados a prisión perpetua como coautores de homicidio doblemente calificado. Si bien las defensas de los integrantes del matrimonio insistieron en que se trató de un caso de suicidio por ingesta de medicamentos y apelaron la sentencia en todas las instancias de la Justicia provincial, las presentaciones siempre fueron rechazadas.
El caso tuvo un vuelco cuando llegó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación y el 8 de agosto de 2006 el máximo tribunal anuló la sentencia y ordenó que se dicte un nuevo fallo. Entonces, Fraticelli y Dieser obtuvieron la libertad condicional y rehicieron sus vidas por separado: ella en la ciudad de Rafaela, y el ex juez junto a su nueva pareja y ex terapeuta, Norma Tejedor.
A fines del 2009 un nuevo fallo de la Cámara de Venado Tuerto los dejó absueltos de culpa y cargo, aunque esa decisión fue apelada ahora por el fiscal de Venado Tuerto, Fernando Iván Palmolelli, lo que llevó el caso a una nueva revisión, aún pendiente.

Los comentarios estan sujetos a aprobacion del moderador